Las 5 recomendaciones para reducir tu utilización de crédito

El porcentaje que significa la utilización de crédito tiene un efecto directo en tu puntaje, por lo que es conveniente mantenerlo por debajo del 30%

Las 5 recomendaciones para reducir tu utilización de crédito
Tener control de tu utilización de crédito te beneficiará directamente en tu puntaje.
Foto: Markus Winkler / Unsplash

La utilización de crédito es la cantidad total de crédito que usas del disponible para ti y que se expresa en forma de porcentaje. La forma en la que se saca es por medio de los saldos de crédito que tengas en tus tarjetas y préstamos divididos por el total de tus límites de crédito. Este porcentaje afecta directamente en tu puntaje: cuanto menos crédito ocupes, más puntaje tendrás.

El método básico para mantener sano tu puntaje de crédito es pagando los saldos a tiempo y en su totalidad todos los meses, pero te vamos a dar otras 5 recomendaciones para que puedas reducir tu utilización de crédito, si es que lo necesitas para mejorar tus informes.

1. Realiza un seguimiento de tus tarjetas de crédito

Muchos consumidores tienen tarjetas de crédito y no sólo no suelen llevar un control de sus gastos, sino que además, no saben de cuánto son sus límites de crédito. Adquiere el hábito de vigilar tus cuentas en línea para controlar tus pagos y mantener tu utilización menos del 30%.

2. Solicita límites de crédito más altos

Si te parece complicado utilizar menos del 30% de tu crédito disponible, una opción es solicitar un aumento de la línea de crédito en alguna o en todas las tarjetas de crédito que puedas. Si tienes un buen historial como cliente, es difícil que los prestamistas se nieguen. Un límite de crédito más alto significaría una utilización de crédito más baja.

Una opción extra en este sentido, es solicitarle a un amigo o familiar que te agreguen como usuario autorizado en una cuenta establecida. Ni siquiera te deberán dar una tarjeta o te digan el número de cuenta para que tu puntaje de crédito se beneficie.

3. Configurar alertas de saldo

Las ventajas de la tecnología en esta época permiten que el emisor te ofrezca el servicio para recibir alertas por mensaje de texto o correo electrónico. Este tipo de opciones no sólo te previenen de los fraudes, sino que además puedes tener un mayor control de tus cuentas de crédito. Hay algunas empresas que te permiten configurar estas notificaciones de tal manera de que sepas cuando alcances una determinada cantidad o porcentaje de tu límite de crédito para no superar tu utilización de crédito del 30%.

4. Ten claro cuándo tu emisor informa a las agencias de crédito

La mayoría de los emisores de tarjetas de crédito informan tu saldo y actividad de pago a las agencias de crédito una vez cada 30 días. Sin embargo, esto no necesariamente coincide con la fecha de vencimiento de su factura. Si tu emisor informa unos días antes del final de tu ciclo de facturación, siempre parecerá que tienes un saldo alto, incluso si lo cancelas en su totalidad sólo unos días después.

Como consumidor tienes el derecho de comunicarte con tu prestamista por medio de su servicio al cliente y preguntar directamente cuándo informan a las agencias de crédito. Esto te va a servir para tener claro cuándo debes pagar la mayor cantidad posible de tu saldo antes de ese fecha todos los meses y se vea reflejado en tu historial de crédito.

5. Paga a la mitad de cada ciclo

Adquirir el hábito de pagar dos veces al mes en lugar de una vez podría ayudarte a mantener tu saldo un poco más bajo. Los saldos más bajos pueden ahorrarte intereses si tienes un saldo, y son buenos para tu puntaje de crédito independientemente.

También te puede interesar:

• Cuáles son los movimientos de dinero que creías ayudaban a tu puntaje de crédito y en verdad lo perjudican
• Las alternativas antes de cerrar una tarjeta de crédito para evitar dañar tu puntaje crediticio
• Por qué es importante reducir la utilización de crédito y qué tipos de préstamos es conveniente evitar