Las 5 ventajas de usar una tarjeta de crédito personal para gastos comerciales cuando tienes un negocio

Hay algunas razones de peso para que un emprendedor decida utilizar la tarjeta de crédito personal para los gastos de su negocio que con una tarjeta de crédito comercial

Los emprendedores pueden pagar los gastos de su negocio con una tarjeta de crédito personal y obtener mejores beneficios que con una comercial.
Los emprendedores pueden pagar los gastos de su negocio con una tarjeta de crédito personal y obtener mejores beneficios que con una comercial.
Foto: Shutterstock

Cuando inicias un negocio, hay muchos gastos con los cuales los dueños no suelen estar familiarizados, pero que deben salir avante sí o sí. Los emprendedores deben aprender a dividir sus gastos personales con los de su pequeña empresa. En este sentido, muchos empresarios adquieren una tarjeta de crédito comercial. No obstante, hay 5 ventajas de utilizar una tarjeta de crédito personal para los gastos comerciales de tu negocio.

1. Es de fácil acceso

Los requisitos para obtener una tarjeta de crédito personal son más accesibles en comparación con una comercial. La mayoría de las tarjetas de crédito comerciales requieren que los solicitantes tengan puntajes de crédito altos. En pocas palabras, los emprendedores primerizos tienen más potencial de recibir una tarjeta de crédito personal que una comercial. Incluso si no tienes puntaje de crédito o es malo, puedes comenzar a forjarlo por medio de una tarjeta de crédito asegurada.

2. Si tu negocio es un ajetreo secundario temporal

Hay veces que las personas comienzan una actividad secundaria de forma temporal, y los gastos comerciales en los que pueda incurrir pueden ser algo esporádico, por lo que no conviene sacar una nueva tarjeta de crédito comercial. Lo importante no es para qué uses tu tarjeta, sino que la pagues a tiempo.

3. Tu crédito personal es más vulnerable

Muchas personas no saben administrar una tarjeta de crédito, por lo que embarcarse con otro plástico comercial, podría dejar más vulnerable su crédito personal. Los emisores exigen que los solicitantes acepten la responsabilidad personal por la factura comercial. Eso quiere decir que si la cuenta entra en mora, digamos porque el negocio no funcionó, el prestamista puede perseguir al dueño del negocio por daños y perjuicios. No sólo se daña al historial y puntaje del dueño, sus activos personales también corren el riesgo de gravámenes si el acreedor lleva el asunto a los tribunales.

4. Obtienes beneficios similares por una tarifa más baja

Muchas de las tarjetas de crédito comerciales ofrecen recompensas y beneficios para el negocio, esas opciones suelen conllevar una alta tarifa anual. Aunque las tarjetas de crédito de recompensas también tienen tarifas anuales, son más asequibles para el bolsillo. Es importante que compares opciones y veas donde puedes pagar menos, más allá del éxito de tu negocio.

5. Tienes más protecciones legales

Ley de Responsabilidad y Divulgación de Responsabilidad de Tarjetas de Crédito de 2009 es una ley de protección al consumidor, no se aplica a la mayoría de las tarjetas de crédito de las pequeñas empresas. Esta ley asegura a los tarjetahabientes que el emisor no puede aumentar la APR de la cuenta sin causa o advertencia justa. Algunas tarjetas de crédito comerciales ofrecen protecciones al consumidor iguales o similares a las que se garantizan para las tarjetas personales. Pero no todos lo hacen.

También te puede interesar:

• Cuán verdadero es que sólo los ricos pueden obtener una tarjeta de crédito American Express
• Con la subida de la Fed, podrías pagar $1,000 dólares adicionales en intereses de tu tarjeta de crédito
• Qué consecuencias graves trae no pagar tu deuda de la tarjeta de crédito, sea que pierdas un pago o nunca más la pagues