¿Quién se beneficia con la ley de nuevos créditos federales al comprar vehículos eléctricos?

La reciente aprobación de la Ley de Reducción de la Inflación modificará el esquema de créditos fiscales para los consumidores que compren vehíclos electrificados, pero no todos califican y en la mayoría de los casos el aumento de los precios eliminará cualquier beneficio real

El Volkswagen ID.4, que para el modelo 2023 será fabricado en la planta de Chattanooga, Tennessee, será elegible para el crédito fiscal de $7,500 dólares. Foto: Cortesía Volkswagen.
El Volkswagen ID.4, que para el modelo 2023 será fabricado en la planta de Chattanooga, Tennessee, será elegible para el crédito fiscal de $7,500 dólares. Foto: Cortesía Volkswagen.
Foto: Cortesía

A simple vista, la nueva ley de estímulo para los vehículos eléctricos aprobada por el Congreso de Estados Unidos parece una gran noticia para el creciente número de conductores dispuestos a hacer la transición y eliminar la dependencia de la gasolina, pero la realidad del mercado seguramente decepcionará a la mayoría. Quizá el mayor alivio será para los compradores de auto usados.

Empecemos por explicar qué son estos créditos fiscales y cómo funcionan.

Desde 2010, el gobierno federal implementó el programa para otorgar hasta $7,500 dólares en créditos fiscales a los compradores de vehículos eléctricos para incentivar su producción y la venta de un medio de transporte individual más eficientes y limpio para el medio ambiente.

Además de los incentivos federales, algunos estados como California también se sumaron con sus propios créditos fiscales adicionales, lo mismo que algunas ciudades e incluso grandes empresas, por lo que hubo casos en que un comprador de un vehículo eléctrico pudo aprovechar hasta 4 beneficios similares.

El programa tenía límites de 200,000 unidades por fabricante, por lo que algunos como Toyota, General Motors y Tesla quedaron eliminados cuando sus ventas superaron la cifra. Antes de la nueva ley los modelos nuevos de las marcas cuyas ventas todavía no habían llegado al límite todavía calificaban para el incentivo de $7,500 dólares.

Sin embargo, la cantidad de créditos, o incentivos fiscales, para los que puede calificar cualquier automóvil depende del tamaño de la batería. Cada modelo elegible comienza con un incentivo base de $2,500 dólares y luego, por cada 5 kWh de capacidad de la batería, el vehículo califica para otros $417 en créditos, hasta llegar a los $7,500 dólares.

Estos créditos, bajo la ley anterior y la nueva, están disponibles tanto para vehículos 100% eléctricos como para los híbridos enchufables (PHEV), razón por la cual Toyota -el líder mundial en tecnología híbrida desde el debut el legendario Prius hace más de 20 años- fue de los primeros fabricantes en agotar su cuota de incentivos.

Dependiendo de una variedad de factores, los incentivos se pueden utilizar para reducir los impuestos que adeuda el consumidor por sus ingresos en un año determinado.

Por ejemplo, si alguien compró un vehículo elegible para un crédito fiscal de $7,500 dólares y su deuda por los impuestos federales totales para el año llegaron a $8,500, sólo le debería pagar $1,000 dólares al gobierno ese año. La nueva ley elimina los límites de ventas de los fabricantes, pero favorece a los que producen sus vehículos en Estados Unidos.

GMC HUMMER EV 2022
La GMC HUMMER EV, tanto en su versión de SUV como en la de pickup truck, no son elegibles para el nuevo crédito fiscal debido a su precio, que puede superar los $100 mil dólares. / Foto: Cortesía GMC.

Otros detalles destacados de la nueva ley son:

• Nuevo crédito fiscal de hasta $4,000 dólares en vehículos eléctricos usados puestos en servicio después del 31 de diciembre de 2023.

• Eliminación del límite de 200,000 vehículos vendidos por fabricante.

• Límite de precio de $55,000 dólares para sedanes y $80,000 dólares para los SUV y camionetas, con lo que algunos modelos no elegibles en el nuevo programa son el HUMMER EV, Lucid Air y Tesla Model S y Model X.

• Otros vehículos no elegibles por no ser fabricados dentro del mercado de Norte América son el BMW i4, Hyundai Ioniq 5, Kia EV6 y el Toyota bZ4X.

La mayoría de las nuevas reglas propuestas entrarán en vigencia para los automóviles que entren en servicio después del 31 de diciembre de 2022 y serán válidas hasta el 2032.

Sin embargo, el requisito de que los vehículos se fabriquen en América del Norte para calificar entrará de inmediato.

Hasta aquí todo parece una fórmula totalmente favorable para los consumidores, pero la cruda realidad es otra.

Un par de ejemplos:

Sábado, 6 de agosto, 2022: El Congreso de Estados Unidos aprueba un nuevo crédito fiscal de $7,500 dólares para vehículos eléctricos, incluidas las camionetas pickup.

Lunes, 8 de agosto, 2022: Ford aumenta el precio de la F-150 Lightning entre $6,500 y $,8,000 dólares. En otras palabras, el consumidor/contribuyente estadounidense pagará $7,500 adicionales por unidad.

Otro caso menos decepcionante, pero solo para los consumidores que ya tenían una reserva el Volkswagen ID.4:

  • Se aprueba la nueva ley.
  • El Volkswagen ID.4 “Made in Germany” está programado para llegar al concesionario el 10 de septiembre.
  • El comprador lo puede ir a recoger, pero este vehículo en particular ya no es elegible para los incentivos porque no es fabricado en Norte América.
  • Para acceder al crédito de $7,500 dólares, el comprador tendría que esperar a que empiece la producción del ID.4 en la planta de Volkswagen en Chattanooga, Tennessee.
  • Autos eléctricos elegibles para el nuevo crédito fiscal

    Aunque todavía no está totalmente definido qué modelos serán elegibles para el crédito fiscal, la siguiente lista incluye los modelos actuales y ya anunciados con precios por debajo del límite estipulado por la nueva ley.

    Cadillac Lyriq (SUV)
    Chevrolet Blazer
    Chevrolet Bolt
    Chevrolet Bolt EUV
    Chevrolet Silverado EV
    Ford F-150 Lightning
    Ford Mustang Mach-E
    Nissan LEAF
    Rivian R1S
    Rivian R1T
    Tesla Cybertruck (si es que algún día se hace realidad)
    Tesla Model 3
    Tesla Model Y (SUV)
    Volkswagen ID.4 (a partir del modelo 2023, cuando sean fabricados en Tennessee)

    Así que para aprovechar al máximo los beneficios de la nueva ley, hay que estudiar a fondo las opciones de los fabricantes y los modelos en particular.