Los enormes y ocultos costos de ser propietario de una casa

El pago inicial por una hipoteca es un costo elevado del que debes prevenirte, pero no es el único

Los enormes y ocultos costos de ser propietario de una casa
Todas las casas en su mayoría tienen gastos regulares que muchos desconocen y no contemplan hasta que se ven obligados a solventarlos.
Foto: Andrew Wilus / Pexels

Es muy fácil caer en el ideal de que, después de tantos años de ahorro y esfuerzo, dar el pago inicial del hogar de tus sueños te libera de la carga de una meta por fin lograda y que sólo debes preocuparte de solventar tu hipoteca. Lo que muchos desconocen es que comprar una casa conlleva enormes y ocultos costos por cubrir al ser el propietario de la vivienda, que podrían igualar o incluso exceder los pagos de tu hipoteca.

Costos relacionados con la hipoteca

Todo este proceso que puede convertir tu sueño en pesadilla comienza con la contratación de la hipoteca. La gran mayoría de las personas que comienzan a ahorrar para comprar una casa sólo piensan en el pago inicial. Grave error. El prestamista realiza todo un proceso por el que te avalan el dinero que te darán y que tiene un precio denominado como costos de cierre. Generalmente, oscilan entre aproximadamente el 2% y el 5% del monto del préstamo.

Por ejemplo, si la casa que vas a comprar está en $300,000 dólares, pagarías entre $6,000 y $15,000 dólares por concepto de costos de cierre. Si no tienes el capital suficiente para pagarlo de contado, puedes anexarlo a tus pagos de la hipoteca, lo que generaría intereses y aumentaría el valor de lo que pagarías durante el tiempo que tengas tu hipoteca.

Si juntas el dinero suficiente para pagar el 20% de enganche de la vivienda que quieres, felicitaciones, sólo debes ocuparte de los costos de cierre y comenzar a pagar tu hipoteca. Pero si tu pago inicial es menor a ese porcentaje, tendrás que contratar un seguro hipotecario que deberás pagar a la par y lo que dure tu préstamo.

Costos relacionados con la vivienda

Si antes de comprar una casa tuviste que rentar, es muy posible que no te hayas percatado de muchos gastos derivados de los que el propietario debe responsabilizarse. Cuando eres dueño debes solventar:

• Pagos de impuestos sobre la propiedad
• Seguros
• Tarifas de asociación de propietarios
• Facturas completas de servicios públicos

Muchos de estos pagos se realizan de manera mensual, bimestral o anual. Cuando compras una casa debes responsabilizarte por cada uno para no tener problemas con que te corten los servicios o incluso con el gobierno por falta de impuestos.

Costos relacionados con el mantenimiento

Dependiendo de la vivienda, muchas de las compras que se realizan son sobre propiedades que ya tienen sus años y que, en el mejor de los casos, sólo han tenido un dueño, sino es que más. Es muy seguro que de primera vista no lo veas, pero en cuanto adquieras tu hogar, lo más seguro es que detectarás algunas cosas por mejorar. Cualquier aspecto de mantenimiento o remodelación tiene un costo y dependiendo de tus propios gustos y necesidades, puede ser más o menos caros. Aunque en algunas ocasiones un arreglo general puede llevarte a gastar un precio similar al de tu pago inicial.

Tal como lo sugiere Nerdwallet, lo mejor es hacer un presupuesto de lo que podrías gastar en mantenimiento, incluso antes de comprar la propiedad. Puedes hacerte una idea de los desembolsos a los que te enfrentarías contratando a un buen inspector de viviendas antes de comprar, alguien que pueda acercarte a una estimación de vida restante de los diversos componentes de la casa y de cuánto costaría reemplazarlos. Puede resultar evidente que una casa barata se convertirá en un pozo de dinero, mientras que una casa mejor mantenida vale el dinero extra.

El portal recomienda que desde el momento en el que compras la casa, planees ahorrar una cantidad de dinero cada año para cubrir gastos imprevistos. “Si bien cada situación es diferente, la regla general típica es esperar gastar un promedio del 1% al 2% del valor de tu casa en reparaciones cada año”, dice a Nerdwallet Matt Becker, un planificador financiero en Pensacola, Florida, y fundador de Mom and Dad Money.

Si es tu casa por primera vez, no sólo debes contemplar las reparaciones que tendrías que solventar, sino que además la remodelación de tu hogar. Significa que también debes ahorrar lo suficiente para poder comprar los artículos necesarios para cada rincón de tu hogar y que vayan acorde a tus gustos, desde electrodomésticos indispensables hasta aquellos aparatos u objetos que le darán brillo a tu espacio de manera única, pero que tienen su propio precio.

También te puede interesar:

• Todo lo que tienes que revisar en un vecindario antes de comprar o rentar una casa
• Cómo saber cuándo estás listo para poder comprar una casa
• ¿Cuánto dinero debes gastar en comprar tu casa? Te decimos cómo calcularlo