Los precios de las casas en Estados Unidos siguen bajando: hasta qué punto podrían llegar, según los expertos

De acuerdo con algunos comentarios de especialistas del mercado inmobiliario, el aumento de los tipos de la Reserva Federal (Fed) y de las hipotecas podrían reducir aún más los precios de las viviendas en Estados Unidos

precios de casas a la baja

De acuerdo con las estimaciones de los expertos, los precios de las viviendas en Estados Unidos podrían bajar en un 5% y 10% desde su máximo de junio de este año. Crédito: Shutterstock

Tras dos años de exorbitados aumentos en el mercado inmobiliario, parece que los movimientos de la Reserva Federal (Fed) en cuanto a la subida de los tipos, lo que a su vez provoca un incremento en los precios de las hipotecas, están surtiendo efecto. Aun cuando los precios de las viviendas siguen siendo altos, están en constante descenso en las últimas semanas, por lo que los especialistas han realizado sus pronósticos sobre hasta qué punto podrían disminuir.

Según el Informe Nacional de Vivienda RE/MAX, el precio medio de venta de septiembre fue de $400,000 dólares, un 6.1% más bajo que el máximo del año de $426,100 dólares en junio. El precio medio de venta cayó un 1.2% por debajo del de agosto, pero estuvo un 6.7% por encima de septiembre de 2021.

Debido a estos datos, los especialistas inmobiliarios sugieren que los precios pueden bajar aún más, pero tampoco pueden esperar una caída estrepitosa como sucedió después de la Gran Recesión. Desde el máximo de 2006 hasta el mínimo de 2012, los precios nacionales de las viviendas cayeron un 27%, según los índices S&P CoreLogic Case-Shiller, que miden los precios de las viviendas en EE.UU.

“Fue diferente en 2008-2009 porque esa caída en los precios se debió a un impulso de los vendedores”, señaló Jeff Tucker, economista senior de Zillow, a CNN. “Debido a las ejecuciones hipotecarias y las ventas al descubierto, hubo muchos vendedores extremadamente motivados que estaban dispuestos a asumir una pérdida en sus casas”.

Este experto también resaltó que ese colapso inmobiliario se produjo en un momento en que el inventario de viviendas en venta era cuatro veces mayor que ahora. El inventario actual sigue siendo sustancialmente más bajo que los niveles previos a la pandemia, lo que ha aumentado la competencia por las viviendas. Y eso mantiene los precios relativamente fuertes.

“Me sorprendería ver que los precios cayeran por debajo de donde estaban en 2019”, sentenció Tucker.

Con las tasas hipotecarias más del doble desde el comienzo de este año, los cálculos para un comprador de vivienda han cambiado considerablemente. El pago hipotecario mensual de principal e interés de la vivienda de precio medio aumentó $930 dólares con respecto al año anterior, un aumento del 73%, según Black Knight, una compañía de datos hipotecarios.

Por otra parte, los economistas de Goldman Sachs esperan que los precios de las viviendas bajen entre un 5% y un 10% desde el máximo alcanzado en junio.

Wells Fargo pronosticó recientemente que los precios medios nacionales de viviendas unifamiliares caerán un 5.5% año tras año para fines de 2023. Los economistas de este consorcio bancario estiman que el precio medio de una vivienda unifamiliar existente será de $385,000 dólares este año, un 7.8% más que el año pasado, pero el crecimiento será mucho menor que el aumento interanual del 19% observado en 2021.

Los economistas anticipan que el precio promedio de la vivienda caerá a $364,000 dólares, una disminución del 5.5% desde este año. Predicen que los precios se recuperarán y volverán a subir en 2024, con el precio medio subiendo un 3.3% a $376,000 dólares para finales de 2024.

Según los expertos de Wells Fargo, hay una relación casi directa entre la caída de los precios con el aumento de las tasas de referencia del banco central y, por ende, el incremento en las tasas hipotecarias.

Los expertos también coinciden en que las caídas de los precios dependerá de dónde vivas. Según Tucker, los descensos se sentirán más profundos en lugares donde hubo mayores avances durante la pandemia, muchos de ellos en el oeste y Sunbelt, incluidas ciudades como Austin, Phoenix y Boise.

También te puede interesar:

>Los estadounidenses gastan, en promedio, hasta el 52% de sus ingresos en el pago de la hipoteca
>Las hipotecas en EE.UU. suben a su nivel más alto en 16 años: ¿es posible todavía comprar una casa?
>Cómo saber si debería comprar una casa en EE.UU. con una hipoteca de tasa ajustable (ARM) este 2022

En esta nota

hipotecas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain