Los pros y los contras de pedir un préstamo de mi cuenta 401 (k)

Aunque no es una prestación que ofrecen todas las empresas, la mayoría lo hace, y el único fin es ayudarles a sus trabajadores a ahorrar para sus años de jubilación

Ahorro para la jubilación.
Ahorro para la jubilación.
Foto: Pexels

Un plan 401 (k) es una cuenta de ahorro para la jubilación que es exclusivamente para los empleados que se encuentran activos, laboralmente hablando.

Aunque no es una prestación que ofrecen todas las empresas, la mayoría lo hace, y el único fin es ayudarles a sus trabajadores a ahorrar para sus años de jubilación.

Ahora bien, las emergencias generalmente te agarran desprevenido y pueden volverse un lío si no cuentas con los recursos suficientes como para salir del apuro: una de esas soluciones puede ser sacar un préstamo de tu cuenta 401 (k).

Es por ello que, en este artículo te vamos a hablar de las ventajas y desventajas que puede implicar el que toques parte de este dinero, aún y cuando sea solo parte de un préstamo.

Las ventajas

Según un artículo publicado por Smart About Money, las deducciones que se te hacen directamente de tu salario, te facilitan mucho el hecho de que puedas ahorrar para la jubilación y no lo sientes tanto, o por lo menos de manera tan brusca, y con el tiempo, te vas acostumbrando a no ver parte de ese dinero.

Sumado a eso, se pueden hacer aportes equivalentes, es decir, los empleadores, en su mayoría, hacen aportes por un porcentaje máximo, entonces cuando el empleado quiere hacer una aportación por su propia cuenta al plan 401 (K), puede empezar con un aporte equivalente como mínimo.

Es decir, si tu empleador hace un aporte del 3%, entonces tú debes de hacer el mismo aporte del 3%.

Pero sin duda, una de las mayores ventajas de este tipo de cuentas está en el poder pagar los impuestos de manera diferida, además de la de hacer tus propias aportaciones.

Cuando es el caso de que pides dinero prestado de tu cuenta, puedes reembolsar el préstamo mediante deducciones que se hagan de manera automática de tu salario.

Las desventajas

Entre las desventajas de sacar dinero de esta cuenta, es que primeramente dejarás de percibir intereses por este dinero, lo que te hace perder no solamente lo que sacas, sino también lo que te genera.

Además, los impuestos de los pagos del préstamo no se pagan de forma diferida, entonces lo que reembolsas es el dinero, pero ya con el descuento de los impuestos, lo que hace que avances menos sobre el dinero total a pagar.

Según el sitio Smart About Money, tendrás que volver a pagar impuestos cuando hagas retiros durante tu jubilación.

En pocas palabras, hay una doble imposición, es por eso que muchos de los que piensan en sacar dinero de esta cuenta, mejor se frenan a hacerlo.

Además, este tipo de préstamos suelen ser muy exigentes en cuanto a sus requisitos, los cuales son:

-Solo puedes pedir hasta $50,000 dólares o la mitad del saldo de tu cuenta.
-Si dejas de trabajar y no reembolsas el saldo, ni los intereses, te van a cobrar impuestos más una penalidad.
-Este tipo de préstamos se deben de reembolsar en un plazo máximo de 5 años.

***

También te puede interesar:

-Por qué el seguro de desempleo y los cheques de estímulo pueden complicar tu declaración de impuestos 2020
-Ya hay fecha límite para que los empleadores puedan mandar las declaraciones de ingresos al IRS
-¿Sabes cuánto paga de impuesto un estadounidense promedio?
-¿Mi segundo cheque estímulo está sujeto a impuestos?
-Para qué crédito fiscal del 2020 calificas y cómo puede beneficiarte en el pago de impuestos