Maestros, policías y otros servidores públicos cobran menos Seguro Social: nuevo proyecto en el Congreso busca evitarlo

Un Comité del Congreso busca derogar las reglas de Disposición de Eliminación de Ganancias Inesperadas (WEP) y la compensación de pensión del gobierno (GPO), que reducen los beneficios del Seguro Social a trabajadores del gobierno de EE.UU.

Los maestros, entre otros trabajadores de gobierno, reciben un Seguro Social reducido.
Los maestros, entre otros trabajadores de gobierno, reciben un Seguro Social reducido.
Foto: Shutterstock

La gran mayoría de los trabajadores que reciben los beneficios del Seguro Social están conscientes de que esos pagos son sólo una fracción de lo que solían ganar cuando estaban laboralmente activos. Lamentablemente, para maestros, bomberos, policías y otros empleados del gobierno, el Seguro Social es aún más reducido, en comparación con otro tipo de trabajadores. El Congreso discute un nuevo proyecto para evitar que eso siga sucediendo.

Actualmente, hay una propuesta en el Congreso para eliminar las reglas que causan las reducciones de beneficios para los trabajadores del gobierno de EE.UU., entre los que destacan los servidores públicos como maestros, policías, bomberos, entre otros. Algunos expertos han mencionado que aún no está claro si se aprobará el proyecto de ley.

“Simplemente, no quedan tantos días legislativos”, mencionó Maria Freese, la representante legislativa sénior del Comité Nacional para Preservar el Seguro Social y Medicare. “Es muy, muy desafiante para ellos, incluso llegar al piso de la Cámara”.

El proyecto llamado Ley de Equidad en la Seguridad Social se votó el martes en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, para enviarse sin cambios a la Cámara de Representantes. El proyecto de ley fue presentado por el representante Rodney Davis, republicano por Illinois. La propuesta tiene apoyo bipartidista, con 300 copatrocinadores de 435 representantes con derecho a voto.

“Nos enfrentamos a preguntas muy desafiantes: cómo abordar las preocupaciones legítimas de los servidores públicos trabajadores y, al mismo tiempo, salvaguardar el Seguro Social para todos y, de hecho, para las generaciones venideras”, señaló el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Richard Neal, D-Mass., en la audiencia.

La Ley de Equidad del Seguro Social exige la derogación de dos títulos de la Ley del Seguro Social, la Disposición de Eliminación de Ganancias Extraordinarias y la Compensación de Pensiones del Gobierno, que reducen o eliminan los beneficios para los estadounidenses que trabajan en el servicio público.

La Disposición de Eliminación de Ganancias Inesperadas, o WEP, reduce los cheques del Seguro Social para los trabajadores que califican para los beneficios basados ​​en el trabajo en el que pagaron el programa, pero que también reciben una pensión pública de un empleo no cubierto por el Seguro Social.

La compensación de pensión del gobierno, o GPO, reduce los beneficios conyugales para los cónyuges sobrevivientes que cobran pensiones del gobierno.

La Ley de Equidad en la Seguridad Social derogaría por completo ambas reglas, lo que provocaría que los beneficios fueran más altos para los trabajadores afectados.

No obstante, no todo son buenas noticias. Durante meses se ha señalado que el Seguro Social pasa por momentos complicados. Si el proyecto de ley pasa así como está, sin cambios algunos para ayudar a pagar los aumentos de los beneficios de estos trabajadores, la solvencia del programa quedaría en riesgo. Se prevé que los fondos fiduciarios del Seguro Social se agoten en 2035, momento en el cual se pagará el 80% de los beneficios.

Emerson Sprick, analista de políticas del Bipartisan Policy Center, estimó para CNBC que el proyecto de ley costaría alrededor de $150 mil millones de dólares durante 10 años.

Este experto sugiere que es mejor utilizar los datos administrativos más avanzados disponibles en la actualidad para calcular con mayor precisión los beneficios que merecen las personas que también están cubiertas por pensiones. Esa información no estaba disponible cuando se crearon las reglas en la década de 1980, explicó.

Algunos legisladores también pidieron una propuesta más integral, Social Security 2100: A Sacred Trust, que derogaría de manera similar las reglas de WEP y GPO y, al mismo tiempo, promulgaría otros cambios. Un cambio clave en el proyecto de ley que generaría fondos adicionales para el programa sería volver a aplicar el impuesto sobre la nómina del Seguro Social para salarios superiores a $400,000 dólares, señaló Freese. Actualmente, esos impuestos sólo se aplican a ganancias de hasta $147,000 dólares.

Freese considera que es poco probable que el proyecto de ley llegue al pleno de la Cámara a corto plazo, si no se le agrega un apartado sobre cómo se obtendrían los fondos necesarios extras para cubrir los beneficios totales del Seguro Social, sin afectar gravemente al programa.

También te puede interesar:

• Seguro Social en EE.UU.: cómo lograr un pago mensual de $4,194 dólares
• Si estás recibiendo beneficios por Discapacidad del Seguro Social en EE.UU., ¿también puedes trabajar y cobrarlos?
• Por qué si eres veterano, beneficiario de Seguro Social o de SNAP, podrías tener mejores chances de conseguir empleo próximamente en EE.UU.