Mandato de vacunación COVID: Biden aseguró que ningún empleado federal no vacunado será despedido hasta 2022

El gobierno de Joe Biden busca realizar esfuerzos de educación y asesoramiento para que los trabajadores decidan vacunarse contra Covid-19; algunas han solicitado exenciones por religión o salud

La administración de Jow Biden buscará convencer a las personas que se vacunen contra Covid-19 antes del 1 de enero de 2022.
La administración de Jow Biden buscará convencer a las personas que se vacunen contra Covid-19 antes del 1 de enero de 2022.
Foto: Jim Watson / Getty Images

En las últimas semanas, ha habido una fuerte controversia en torno a los mandatos de vacunación de la administración de Joe Biden. Mientras la administración federal busca que se exija a la gran mayoría de los trabajadores estadounidenses a inmunizarse contra Covid-19, los gobiernos estatales y las propias personas que no quieren hacerlo han protestado en contra. Ante esto, la Casa Blanca abrió la posibilidad de que no se despida a nadie hasta 2022, a su vez que instruirá, educará y asesorará como medio de convencimiento voluntario.

El requisito de vacunación de Biden entró en vigor la semana pasada a para un aproximado de 3.5 millones de trabajadores federales. En una carta a las agencias gubernamentales el lunes dada a conocer por ABC News, la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) “alentó” a los gerentes a ceñirse a la educación, el asesoramiento y, como máximo, a las cartas de reprimenda para los empleados no vacunados hasta el 1 de enero de 2022.

“(Las agencias) pueden necesitar actuar antes sobre la aplicación de la ley para un número limitado de empleados”, sugiere la OMB. Asimismo, la oficina gubernamental hizo hincapié en retrasar hasta enero las consecuencias graves como podría ser el despido, después de la temporada de vacaciones en Estados Unidos. “Creemos que este enfoque es el mejor para lograr nuestro objetivo de vacunar a la fuerza laboral federal”, decía la misiva.

Según datos difundidos por la administración, el 92% de los trabajadores federales tienen al menos una oportunidad, mientras que otro 4.5% ha solicitado o se les ha concedido exenciones. Eso significa que aproximadamente 120,000 trabajadores no cumplen, una cifra que podría reducirse a medida que las personas cambian de opinión o aumentar si los empleados se saltan la segunda dosis de vacunas o se les niegan las exenciones.

El tema ha sido muy polémico, al grado que varios estados decidieron demandar al gobierno de Joe Biden. Este martes, un juez federal en Luisiana emitió una orden judicial preliminar que bloquea el mandato nacional de vacunación contra Covid-19 efectuada por la administración federal para los trabajadores de la salud en 10 estados del país. De acuerdo con la Fiscalía General, el gobierno no puede obligar a ningún trabajador a vacunarse, luego de que viola la Décima Enmienda.

Sin embargo, esto no quiere decir que otros tipos de trabajadores para el gobierno aún no tengan que cumplir con el mandato. La Casa Blanca defiende su regla argumentando de que la fecha límite de vacunación no conduciría a un despido inmediato.

“Para ser claros, el objetivo de los requisitos de vacunación es proteger a los trabajadores, no castigarlos. Así que la fecha límite de esta noche no es un punto final ni un precipicio”, mencionó el coordinador de respuesta de COVID-19 de Biden, Jeff Zients, en una conferencia de prensa el 22 de noviembre, la fecha límite para la regla. “Seguimos viendo que más y más empleados federales reciben sus vacunas. Y para el pequeño porcentaje de empleados que aún no han cumplido, las agencias están comenzando el proceso de educación y asesoramiento”.

Hasta el momento, la Casa Blanca no ha dado a conocer cuántos trabajadores federales están completamente vacunados.

También te puede interesar:

• Covid: 6 formas en que no estar vacunado afecta tu bolsillo
• COVID: 1 de cada 3 empleadores en Estados Unidos eliminan candidatos si no es claro que están vacunados
• COVID: en qué estados en Estados Unidos los empleadores no pueden obligar a vacunar a sus empleados