“Mentalidad de pobre”: las 3 formas de pensar que arruinan tu salud financiera

Nunca es tarde cambiar, pero primero debes estar conscientes de los puntos dentro de tu estructura de pensamiento que debes cambiar, para pasar de una "mentalidad de pobre" por una de "rico"

En muchas ocasiones, nuestros propios pensamientos en torno al dinero dirigen lo que haremos o dejaremos de hacer con él.
En muchas ocasiones, nuestros propios pensamientos en torno al dinero dirigen lo que haremos o dejaremos de hacer con él.
Foto: Shutterstock

Eres lo que piensas. Y en cuanto a cualquier tema que tenga que ver con las finanzas personales, esta premisa suele ser bastante cierta. Robert Kiyosaki, autor del libro “Padre Rico, Padre Pobre”,  ya ahondó en este aspecto sobre cómo la mentalidad guía en buena medida tus acciones en torno al dinero. Algunos aspectos suelen ser formas de pensar que impactan de manera indirecta en tu bolsillo, pero hemos detectado tres formas de pensar en modo “mentalidad de pobre” que arruinan tu salud financiera de manera más focalizada y en la que sólo tú tienes la solución.

Mentalidad de pobre 1: sólo pagar el mínimo de tus tarjetas de crédito

La tarjeta de crédito es una herramienta financiera importante para generar buen historial de crédito, pero de la que debes utilizar con responsabilidad. Una manera “pobre” de pensar es creer que pagando el mínimo de tu factura podrás conseguir tus metas importantes. Esa mentalidad lo único que genera es que en realidad tú te hagas más pobre por pagar intereses por muchos meses, mientras los prestamistas se hacen ricos con tu dinero.

Si estás inmerso en este problema, hay algunas opciones que puedes tener para dejar de pagar el mínimo y liquidar tu deuda lo más pronto posible:

• Una tarjeta de crédito con tasa promocional del 0% de interés en transferencia de saldo
Un préstamo de consolidación de deuda

Mentalidad de pobre 2: buscar el momento perfecto para invertir

¿Sabes cuál es el momento perfecto para invertir? Justo este preciso momento en el que lees estas líneas. En la actualidad, acceder al mundo de la inversión es más fácil y no requiere de grandes cantidades de dinero. Antes se tenía ese tabú, pero ahora es sólo un pretexto de los que dicen querer invertir y no lo hacen.

Lo peor es postergar la inversión y no estar dispuesto a sacrificar tus servicios de suscripción (Netflix, Spotify, Amazon Prime). No hay mentalidad más pobre que aquella que prefiere gastar en lugar de aumentar su dinero.

Mentalidad de pobre 3: no prever las emergencias

Ya no digamos que no inviertas, pero no guardar ni un centavo de dólar para los momentos difíciles, no sólo es una mentalidad pobre, atraerás las circunstancias perfectas para engrosar las filas de las personas sin dinero. Los accidentes inesperados suceden y el servicio médico en Estados Unidos es de los más caros en el mundo. Muchas familias quedan en la quiebra por no tener un fondo de emergencia.

Los expertos sugieren ahorrar entre tres y seis meses de gastos mensuales normales para eventos desafortunados como quedar desempleado; pero te aseguramos que con tener $2,000 dólares podrás tener algo de certeza de que tienes dinero por si lo necesitas.

También te puede interesar:

• 5 maneras rápidas de ahorrar $10,000 dólares
• Cómo ahorrar $5,000 dólares en sólo 6 meses
• Cómo duplicar una inversión de $1,000 dólares en 2022