Orgullo LGBTQ: cómo el trabajo remoto ha sido una gran oportunidad para la inclusión laboral

Para las personas pertenecientes a la comunidad LGBTQ el trabajo remoto ha significado una excelente oportunidad para desempeñarse mejor, sin temor a represalias por su identidad u orientación sexual

La seguridad de estar en su círculo permitió que personas de la comunidad LGBTQ crecieran profesionalmente, sin tener que renunciar a sí mismas.
La seguridad de estar en su círculo permitió que personas de la comunidad LGBTQ crecieran profesionalmente, sin tener que renunciar a sí mismas.
Foto: Neonbrand / Unsplash

Cuando la pandemia de coronavirus atacó al mundo y llegó a Estados Unidos, muchos cambios surgieron. Uno de los más representativos es la forma en la que se concibe el trabajo y cómo éste se transformó en remoto en varios sectores productivos del país, tanto para mantener la economía a flote como para no engrosar las cifras de desempleo. Pero una de las ventajas que no fueron previsibles de estas nuevas oportunidades laborales fue la de la inclusión: el trabajo remoto se ha convertido en una posibilidad de crecimiento para los empleados de la comunidad LGBTQ.

De acuerdo con expertos que hablaron para CNBC, el futuro del trabajo a distancia, con las ventajas que brinda el alojamiento, permitiría mejorar la diversidad, la inclusión y la pertenencia. Según ellos, un lugar de trabajo físico que reproduzca la dinámica de poder de la sociedad en general puede ser perjudicial para las personas marginadas, incluidas las personas LGBTQ.

Una encuesta de LinkedIn de 2,001 profesionales de LGBTQ encontró que casi una cuarta parte, el 24%, no se mostraba abierto sobre su identidad en su lugar de trabajo, mientras que una proporción similar, el 26%, estaba preocupado de que ser abierto hiciera que sus compañeros de trabajo los trataran de manera diferente. Muchos citaron preocupaciones de ser ignorados para aumentos o promociones. Y casi un tercio, el 31%, dice que se ha enfrentado a una discriminación flagrante o microagresiones en el trabajo por cuestiones de identidad.

Sin embargo, muchas de las empresas que migraron al trabajo remoto, no sólo permitió que las personas trabajaran desde casa sin importar su procedencia, sino que permitió que sus empleados se mantuvieran en su círculo cercano de seguridad lo que reforzaba su desempeño. Por ejemplo, si una persona perteneciente a la comunidad LGBTQ que vive en Nueva York consiguió un trabajo en California y por cuestiones de pandemia fue aceptado como empleado remoto, se evitó que tuviera que cambiar de residencia y que se alejara de su ya grupo vital familiar y círculo cercano de amigos que lo hacen sentirse seguro de su identidad y preferencia sexual.

Según la encuesta de LinkedIn, las personas LGBTQ aseguran que estar abiertos en el trabajo les ayuda a conectarse con otros para obtener apoyo y construir mejores relaciones dentro de su profesión. Algo que de alguna manera sienten que se veía dificultado con los juicios de valor que comienzan desde la propia apariencia física.

De hecho, se han dado casos en los que las personas que consiguieron empleo remoto durante la pandemia y pertenecen a la comunidad LGBTQ, comenzaron a tener más voz y voto en su propia empresa, permitiendo que lideren reuniones virtuales, tal como lo reportó CNBC. También los grupos de eventos corporativos internos o independientes de las comunidades LGBTQ han tenido un mayor impacto y alcance en línea que aquellos que se hacían presencialmente.

Pero no todas han sido buenas noticias, por lo que hay mucho por trabajar para generar como sociedad una participación más inclusiva en los entornos profesionales.

Una encuesta de trabajadores remotos en tecnología del grupo de investigación Project Include encontró que el acoso y la hostilidad en línea aumentaron para los trabajadores LGBTQ durante la pandemia. Algunos dijeron que las presiones existentes sobre los trabajadores marginados, incluidos los empleados jóvenes, mujeres y no binarios, empeoraron en la transición a trabajar de forma remota. Otros indicaron que cuando enfrentaron acoso en línea, a veces proveniente de RR.HH. o de un director ejecutivo, no lo denunciaron por temor a represalias o porque no creían que seguiría una acción correctiva.

En general, más de la mitad de las personas encuestadas por LinkedIn dijeron que les gustaría que las empresas tuvieran políticas claras para proteger a los trabajadores LGBTQ.

También te puede interesar:

• Cómo encontrar o negociar un trabajo remoto si no quieres regresar a tu oficina o área de trabajo
• Burger King se suma al respaldo hacia la comunidad LGBTQ+ con un nuevo sándwich
• ¿Dejarías tu trabajo si tu empresa no se pronuncia contra el racismo? 54% de los estadounidenses lo harían, según un nuevo estudio