Qué es el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo, a quién le corresponde y por qué puede cambiar cada año

Este tipo de crédito no solo te permite reducir la cantidad de impuestos que adeudas, sino que también puede darte un reembolso

Qué es el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo, a quién le corresponde y por qué puede cambiar cada año
Trabajadora en EEUU.
Foto: Pexels

El Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) está dirigido a las personas que tienen ingresos de bajos a demorados y es, ciertamente, uno de los más solicitados cuando se trata de beneficios tributarios.

Aunque, según el Internal Revenue Service (IRS) su elegibilidad va cambiando cada año, así que el hecho de que hayas calificado para el 2020, no significa que lo vayas hacer para este 2021.

Los datos del año fiscal 2019 del Servicio de Impuestos Interno (en su traducción al español) indican que el monto promedio que obtuvieron los contribuyentes de este crédito fue de $2,476 dólares.

¿Por qué es uno de los créditos fiscales más bondadosos?

Porque no solo te permite reducir la cantidad de impuestos que adeudas, sino que también puede darte un reembolso, incluso aún y cuando no debas nada de impuestos, o no estés obligado a presentar una declaración fiscal.

Sin embargo, si quieres obtenerlo, debes de cumplir con ciertos requisitos, incluyendo el presentar una declaración de impuestos federales.

¿De qué depende la elegibilidad anual?

Según el IRS, de las circunstancias del propio contribuyente, es por eso que puede ir cambiando la elegibilidad. Algunas de situaciones, según el Internal Revenue Service, son:

-Un nuevo trabajo o la pérdida de tu empleo
-La compensación por desempleo
-Un cambio en tus ingresos
-Un cambio en tu estado civil
-El nacimiento o muerte de un hijo calificado
-Un cambio en la situación laboral de tu conyugue

Así que, por lo tanto, el organismo fiscal recomienda que utilices la herramienta que tienen colgada en su sitio web y la cual se llama: Asistente del EITC, para averiguar si calificas.

¿Cómo puedes calificar?

El Servicio de Impuestos Internos va a tomar como base los ingresos que recibas, así como el ingreso tributario que usas en tu declaración de impuestos.

Si tienes hijos calificados, entonces el crédito puede ser mucho mayor.

Lee: 10 cosas que debes de saber sobre los impuestos federales

Lo nuevo de este crédito para los impuestos del 2020

Los contribuyentes pueden usar los ingresos sobre los que se te cobraron impuestos en el 2019 para poder calcular tu EITC, solo en el caso de que tu ingreso haya sido mayor durante el 2019, en lugar del 2020.

¿Cuál es lo máximo que puedes cobrar en este crédito?

La cantidad va a depender de si tienes un hijo que califique y del número de hijos que reclames, pero las cifras quedan así:

-Sin hijos calificados: $538 dólares
-Un hijo calificado: $3,584 dólares
-Dos hijos calificados: $5,920 dólares
-Tres o más hijos calificados: $6,660 dólares

¿Cuáles son las cantidades mínimas que debes de tener para acceder a este crédito?

Para los casados que presentan una declaración en conjunto:

-Sin hijos calificados: $21,710 dólares
-Un hijo calificado: $47,646 dólares
-Dos hijos calificados: $53,330 dólares
-Tres o más hijos calificados: $56,844 dólares

Para los jefes de familia y personas solteras:

-Sin hijos calificados: $15,820 dólares-Qué
-Un hijo calificado: $41,756 dólares
-Dos hijos calificados: $47,440 dólares
-Tres o más hijos calificados: $50,954 dólares

Si estás casado, pero presentas una declaración por separado, no puedes reclamar este crédito.

***

También te puede interesar:

-Tres exenciones fiscales que Joe Biden planea consolidar como parte del rescate económico
-Qué debes de tener en cuenta al buscar un preparador de impuestos que te ayude con tu presentación para que no te estafen
-Los empleadores pueden retener y pagar de  manera diferida tus contribuciones del Seguro Social: cómo funciona esta medida que se extendió para el 2021
-10 cosas que debes de saber de los impuestos federales para hacer correctamente tu presentación
-Señales de que recibirás una sorpresa fiscal (y no te gustará)