¿Qué es mejor usar para enviar y recibir dinero: un giro postal o una cheque de caja?

Seguridad, tarifas y características hacen mejor a uno que a otro para pagar o enviar dinero

Puedes enviar dinero por medio de un giro postal o un cheque de caja.
Puedes enviar dinero por medio de un giro postal o un cheque de caja.
Foto: Christian Lue / Unsplash

Un giro postal o un cheque de caja son métodos de pago o envío de dinero seguros que mantienen el anonimato del remitente cuando éste no quiere emitir un cheque personal o utilizar efectivo. Aunque en esencia podrían ser similares, difieren en costos y los momentos en los que es mejor usar uno que otro.

¿Qué es un giro postal?

Un giro postal es una forma de pago más segura en comparación con los cheques personales. Puedes comprarlos en bancos, a través del Servicio Postal de EE.UU., tiendas de conveniencia, farmacias, tiendas de comestibles y compañías de cambio de cheques. En estos mismos lugares también puedes cobrar el giro postal que te hayan emitido o puedes depositarlo a una cuenta bancaria.

Las tarifas de un giro postal pueden variar entre menos de $1 o hasta $5 dólares dependiendo de dónde lo compres y de cuánto sea el cargo. Puedes pagarlo en efectivo, con tarjeta de débito o cheques de viajero. Usualmente no puedes adquirirlos con tarjeta de crédito ni cheques personales. En algunos casos, el pago de una tarjeta de crédito sólo puede tratarse como un anticipo en efectivo, pero depende de si el emisor del giro postal lo acepta.

Ventaja

Una de las principales ventajas que tienen los giros postales es que generalmente son más fáciles de reemplazar si se pierden o son robados. Para un reemplazo o reembolso sólo necesitas regresar con tu recibo al lugar donde lo emitiste y solicitarlo. El emisor del giro postal te cobraría una tarifa para reemplazarlo, pero lo obtienes de manera inmediata, a diferencia de un cheque de caja.

Cuando quieres reemplazar un cheque de caja, debes solicitar un nuevo cheque al banco y, en la mayoría de los casos, comprar una fianza de indemnización de una compañía de seguros. Este bono protege al banco si pierdes el cheque de caja por segunda vez. Una vez que presentas tu solicitud para un nuevo cheque, la emisión puede demorar entre 30 y 90 días.

¿Qué es un cheque de caja?

Un cheque de caja es un tipo de cheque oficial que emite un banco. Este cheque debe ser firmado por un representante del banco para que así se puedan extraer los fondos directamente de la institución bancaria emisora.

Tal como lo señala Investopedia, no deben confundirse con los cheques certificados, que es un cheque girado en la cuenta corriente de un depositante que el banco certifica que hay fondos suficientes par pagar, dando validez a la firma del cliente emisor y pudiendo entregar los fondos que se le soliciten.

La tarifa promedio por un cheque de caja ronda los $10 dólares entre las instituciones bancarias más grandes del país. Cuando compras el cheque de caja, el banco toma dinero de tu cuenta corriente o de ahorros y lo deposita en su propia cuenta. Posteriormente, el banco emite un cheque a nombre de la persona o empresa a la que deseas pagar.

Ventaja

La mayor ventaja de un cheque de caja es la seguridad. A diferencia de un cheque personal, el cobrador tiene garantizado que el cheque de caja no rebotará, porque el dinero proviene directamente de la cuenta de la institución bancaria. El comprador tampoco tiene que preocuparse por ningún sobregiro o cargos por fondos insuficientes (NSF), pagos que se generan cuando no tienes suficiente dinero en tu cuenta para cubrir un cheque personal.

¿Cuál es mejor usar para enviar dinero?

Aunque tienen sus similitudes y en esencia puedes usarlos indistintamente, hay situaciones en las que es mejor utilizar uno que otro. Por ejemplo, si el pago es por una compra grande como lo es un automóvil o las tarifas de cierre de una hipoteca, es mejor comprar un cheque de caja por la seguridad que brinda. Si por el contrario, vas a hacer un pago más pequeño como el pago de alquiler o el envío de unos cuantos dólares a una persona, un giro postal podría ser suficiente por lo barato que cuestan.

También te puede interesar:

• Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer envíos de dinero fuera de Estados Unidos
• Por qué los inmigrantes nunca dejaron de enviar dinero a sus casas fuera de Estados Unidos, aún sin trabajo
• Las 5 aplicaciones más populares en Estados Unidos para enviar dinero