¿Qué es una hipoteca asumible? Puedes comprar una casa con tasas de menos del 5%

La hipoteca asumible es una opción poco conocida por compradores interesados y con la que podrían conseguir tasas de interés inferiores a 5%

hipoteca asumible

Con una hipoteca asumible tienes la opción privilegiada de mantener la tasa de interés del vendedor que siga pagando su casa. Crédito: Shutterstock

Comprar una casa en los Estados Unidos es muy caro. Las tasas de interés para una hipoteca fija a 30 años están por encima del 6% y los expertos estiman que así se mantendrán para fin de año. A pesar de que parece imposible adquirir una vivienda, existe un método con tasas hipotecarias de menos del 5% por medio de las hipotecas asumibles.

Una hipoteca asumible permite al comprador adquirir una vivienda haciéndose cargo del préstamo hipotecario del vendedor. Una de las razones por las que los compradores deciden comprar una casa con una hipoteca asumible es aprovechar el financiamiento con una tasa de interés más baja si las tasas han aumentado desde que el vendedor compró originalmente la casa.

No todos los préstamos hipotecarios son asumibles. Lamentablemente, la mayoría de las hipotecas convencionales no son asumibles. Una de las excepciones es si alguien es un sucesor en intereses en función de que se le transfiera la propiedad durante la vida de alguien o después de su fallecimiento. También puedes asumir una hipoteca de tasa ajustable que esté fuera de su período fijo inicial.

Para fortuna de muchos compradores, muchos de los préstamos hipotecarios respaldados por el gobierno son asumibles, siempre que se cumplan con ciertos requisitos: los préstamos asegurados por la Administración Federal de Vivienda (FHA), los préstamos del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) o del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Una hipoteca asumible funciona de manera muy similar a un préstamo hipotecario tradicional, excepto que el comprador está limitado a financiar a través del prestamista del vendedor. Por lo general, los prestamistas deben aprobar una hipoteca asumible.

Si los compradores pretenden asumir una hipoteca sin aprobación del prestamista, los vendedores corren el riesgo de tener que pagar el saldo restante por adelantado. Los vendedores también corren el riesgo de que los compradores no realicen los pagos, lo que puede afectar negativamente su puntaje crediticio.

Una ventaja importante es que no se requiere una tasación en estos casos, lo que potencialmente puede ahorrarles a los compradores cientos de dólares. Los compradores aún deben solicitar una inspección de la vivienda para verificar si hay problemas de reparación en la propiedad. Una vez que el comprador cierra la compra de la vivienda, el vendedor ya no será responsable de los pagos de la hipoteca.

Otra de las ventajas de comprar una casa por medio de una hipoteca asumible es que, al hacerse cargo de la hipoteca del vendedor, es posible obtener una tasa fija mucho más baja que la actual. Por ejemplo, suponiendo que un comprador que adquirió su casa con las históricas tasas hipotecarias de la pandemia de entre el 2% y el 3%, si ahora la quiere vender y hay un interesado por una hipoteca asumible, el nuevo comprador podrá comprar la casa con esa tasa y nos las actuales que rondan el 7%.

Para calificar para una hipoteca asumible, los prestamistas verificarán el puntaje crediticio del comprador y la relación deuda-ingresos para ver si cumplen con los requisitos mínimos. Es posible que se necesite información adicional, como historial laboral, detalle sobre la capacidad de ingresos de cada solicitante y verificación de activos para el pago inicial, para procesar el préstamo.

También te puede interesar:

En esta nota

comprar casa hipotecas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain