Qué posibilidades hay de transferir mi hipoteca a otra persona en EE.UU.

No todas las hipotecas son transferibles o asumibles y es que en realidad, a los prestamistas no les conviene cambiar de prestatario. En Solo Dinero te explicamos cuándo procede

Hipoteca

A veces es posible transferir una hipoteca, pero son contados los casos.  Crédito: Shutterstock

Las hipotecas son préstamos a largo plazo. Estamos hablando de por lo menos 15 años y se pueden ir hasta 30 años. Y puede que en tanto tiempo pasen muchas situaciones inesperadas, como la pérdida del empleo, la disminución de ingresos, o alguna otra situación que nos haga tener otro panorama financiero, diferente al que teníamos cuando tramitamos una hipoteca. Si has caído en alguna de estas situaciones y te ves obligado a transferir tu hipoteca, en Solo Dinero te vamos a decir si es posible hacerlo o no.

Según diversos expertos, la realidad es que en la mayoría de las situaciones una hipoteca no se puede transferir de un prestatario a otro, esto porque la mayoría de los prestamistas o tipos de préstamos no permiten que otro prestatario se haga cargo de una hipoteca ya existente.

Sin embargo, no todo es blanco o negro. En algunos casos es posible hacer una transferencia de hipoteca, como, por ejemplo, cuando ocurre una muerte, un divorcio, una separación o incluso cuando se trata de un fideicomiso en vida.

“En esencia, esto transfiere todas las responsabilidades asociadas con la hipoteca y el gravamen sobre la propiedad a alguien nuevo”, explicó Rene Segura, jefe de préstamos al consumo de FBX, la división bancaria de Informa Financial Intelligence, con sede en Dallas, en una entrevista con Bankrate.

Este proceso solo se puede llevar a cabo si una hipoteca es asumible, esto significa que el nuevo prestatario acepta cargar sobre sus espaldas el resto de pagos que falten por liquidar de una hipoteca. Generalmente se respeta la tasa original y se le cancelan todas las obligaciones legales al prestatario original.

No todas las hipotecas son asumibles o transferibles. De hecho, esta situación se específica en los contratos con las instituciones financieras.

“La mayoría de los prestamistas preferirían no hacer una transferencia de préstamo, ya que no los beneficia de ninguna manera a menos que el comprador esté en riesgo de incumplimiento”, dijo a Bankrate, Dustin Singer, agente de bienes raíces de RE/MAX Citylife.

En realidad, según los expertos, la mayoría de los préstamos hipotecarios no son transferibles, excepto, los préstamos FHA (otorgados por la Administración Federal de Vivienda), los préstamos VA (se otorgan bajo la garantía del valor real de la vivienda) y los préstamos USDA (préstamos asequibles para personas de bajos ingresos que viven en áreas rurales previamente determinadas).

“Los préstamos de la FHA generalmente son asumibles, pero dependen del estado actual del préstamo y la solvencia del nuevo prestatario en el momento del intento de transferencia”, explicó Segura. Lo mismo ocurre en el caso de los préstamos VA, solo que hay otro requisito más; que el préstamo se haya cerrado antes del 1 de marzo de 1988. Mientras que los préstamos USDA también dependerá de la aprobación de la institución financiera que haya otorgado la hipoteca.

Finalmente, podemos decir que la transmisión de una hipoteca es posible también cuando un cónyuge, copropietario o pariente muere; cuando se hace la transferencia entre miembros de una misma familia; cuando es parte de un acuerdo de divorcio o separación y/o cuando es parte de un acuerdo de un fideicomiso.

***

También te puede interesar:

La Reserva Federal asegura que los bancos pueden seguir prestando dinero aun en recesión
-Cómo adquirir un préstamo hipotecario de la FHA en EE.UU. en 2022

En esta nota

hipotecas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain