Qué puedes hacer para ahorrar en calefacción este invierno que promete facturas más altas

La inflación y los aumentos en el combustible hacen que este invierno las facturas de calefacción tengan un potencial de incremento altísimo, por lo que debes prepararte con ciertas estrategias para ahorrar en ellas

Si no quieres gastar tanto dinero en calefacción este año, debes prepararte mejor para no padecer de frío en casa.
Si no quieres gastar tanto dinero en calefacción este año, debes prepararte mejor para no padecer de frío en casa.
Foto: Jill Wellington / Pixabay

La temporada de frío ya está presente en la gran mayoría de los estados de Estados Unidos. Como es lógico en estas fechas, el uso de la calefacción aumenta, pero si contemplas la actual inflación y el alza en los precios del combustible, estarías corriendo el riesgo de tener altas facturas en los hogares. Por eso es importante saber qué puedes hacer para ahorrar más y utilizar lo menos posible tu calentador.

La calefacción suele ser uno de los gastos de servicios públicos más considerables a los que se enfrentan los propietarios durante estas fechas. El uso del calentador y el combustible con el que funciona a menudo representa  más del 40%  de una factura de servicios públicos.

Lo mejor que puedes hacer para reducir tus facturas de calefacción durante este invierno depende mucho de dos factores:

  1. Realizar una inspección de tu hogar
  2. Métodos alternativos para generar calor

Mucho del éxito del último punto surgirá en buena medida por el éxito del primero, que es el más relevante para realizar un ahorro efectivo de dinero.

1. Realizar una inspección de tu hogar

El estado de tu hogar es un tema fundamental en las épocas de frío, ya que tu casa es la que te cubre de las inclemencias del tiempo cuando está en óptimas condiciones. Cuando no, el clima se filtra a tu vivienda, enfriándolo y ocasionando que ocupes la calefacción al máximo.

La eficacia energética de un hogar se mide por medio de la eficiencia de utilización anual de combustible (AFUE), cuanto mayor sea el rendimiento, más eficiente es. Un sistema de calefacción más antiguo utilizará más combustible y energía que estará por debajo del 70% de AFUE, mientras que un modelo más nuevo, diseñado para ser energéticamente eficiente, estará calibrado por encima del 90% AFUE.

Revisa los marcos de puertas y ventanas, porque estas zonas suelen ser las que provocan que entre el frío cuando no están selladas correctamente. Puedes calafatear y emplear burletes para sellar las ranuras por las que puede escaparse el calor del interior. También debes revisar cómo cubrir chimeneas, grietas en paredes y techos e incluso enchufes de electricidad defectuosos.

Igual de importante es que detectes tus hábitos de consumo de la calefacción. Por ejemplo, si eres una persona descuidada que tiene prendido el calentador, incluso cuando estás fuera de casa, es lógico que la factura llegará por las nubes. Eso aplica si tu vestimenta es ligera dentro de tu hogar.

2. Métodos alternativos para generar calor

Ahora que hablamos de la vestimenta, hay que recordar que la moda de temporada tiene su razón de ser. Cuando llega la temporada invernal, una forma fácil para ahorrar en calefacción es por medio de abrigarse adecuadamente dentro de la casa. Las mantas sinfín son válidas.

Sácale provecho a las fuentes de calor naturales. Cuando llega el invierno, el sol dura menos, pero puedes explotarlo para abrir las cortinas y que caliente tu hogar durante el día. Cuando comience a anochecer, cierra las cortinas o persianas para proporcionar otra capa de aislamiento contra las ventanas y evitar fugas de temperatura.

Otro secreto es mantener las puertas cerradas de cualquier habitación que no uses con regularidad. En un espacio pequeño es más fácil generar una concentración de calor. Teniendo las puertas abiertas de toda la casa, la temperatura misma se distribuye por todas las áreas; cuando las cierras, concentras el calor en un espacio. Pero también es importante mantener caliente la habitación cerrada, sobre todo si en sus paredes están ubicadas las tuberías del agua, ya que debes evitar que éstas se congelen. Una forma para mantenerlas selladas, es colocando una toalla en la base de la puerta.

Por último, si tu casa tiene ventiladores de techo, cambia la dirección de vuelta de las aspas para que empuje el aire que se encuentra en el techo, que suele ser más caliente, y lo extienda por toda la habitación. La manera de darte cuenta si cambiaste la dirección de manera correcta, es parándote debajo del ventilador y no sentir el aire encima.

Si tú sigues estos consejos, te garantizamos que tus facturas de calefacción disminuirán este año, momento en el que es primordial ahorrar en su consumo, por lo elevado que podrían costar con la inflación.

También te puede interesar:

• Escasez de suministros: 5 regalos comunes que será difícil encontrar en Navidad
• Navidad 2021: cómo el aumento de los precios de la energía afectarán las compras
• Navidad 2021: cuánto afectarán las compras navideñas los problemas de suministro en Estados Unidos