Semana laboral de cuatro días: qué tanto es posible que se adopte en Estados Unidos

Experimentos laborales recientes dan una leve esperanza de que los empleados estadounidenses puedan disfrutar de una semana laboral más corta de cuatro días de trabajo

Menos cansancio laboral y más motivación son algunas de las características que motivarían la semana laboral de cuatro días.
Menos cansancio laboral y más motivación son algunas de las características que motivarían la semana laboral de cuatro días.
Foto: Nataliya Vaitkevich / Pexels

Hace unos años, cuando algunas empresas comenzaban a innovar con el trabajo remoto, no faltaban las voces de que era una dinámica insostenible y poco probable de expandirse. Una pandemia cambió el enfoque. Podríamos hablar de la historia y de la revolución industrial sólo como un ejemplo de los miles que ha habido de cómo los paradigmas laborales evolucionan a pesar de sus detractores. Desde hace apenas un par de años a la fecha comienza a sonar cada vez más fuerte las semanas laborales de cuatro días, ¿será posible en Estados Unidos?

Cuando el cambio al trabajo remoto ocurrió por primera vez al comienzo de la pandemia, a los empleadores les preocupaba cómo un entorno digital afectaría la productividad y el compromiso. Resultó que los empleados se sentían más productivos en casa que en la oficina: el 83% de los empleadores y el 71% de los empleados consideraban que el trabajo remoto era un éxito, mientras que el 52% de los jefes pensaba que la productividad había mejorado durante la pandemia, según una investigación de PwC.

Algunos expertos señalan que podría haber resultados similares si las empresas optaran por una semana laboral de cuatro días en vez de cinco que ha permanecido por infinidad de años. Hace unos días se dio a conocer la efectividad de un estudio desarrollado en Islandia, donde no sólo los trabajadores son más felices por tener un día o unas horas menos de trabajo, sino también los empleadores por el mantenimiento, en algunos casos, y el alza de la productividad, en otros.

Es este análisis efectuado en el viejo continente el que reavivó la incógnita que ya hace unos meses comenzó a surgir en Estados Unidos. La idea de que más horas de trabajo significan una mayor productividad es un mito. En 2018, la Organización Internacional del Trabajo en las Naciones Unidas realizó un estudio que mostró que las horas de trabajo más cortas pueden resultar en un mayor rendimiento gracias a una menor fatiga, una mayor motivación y una menor rotación.

En otro sentido, horas de trabajo más largas son perjudiciales para la salud de los empleados. En mayo de 2021, la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo estimaron que en 2016, 398,000 personas murieron por accidente cardiovascular y 347,000 por enfermedades cardíacas como resultado de haber trabajado al menos 55 horas a la semana.

Actualmente, hay una escasez de trabajo en Estados Unidos. Muchos trabajadores se han percatado de su valor como mano de obra por lo que muchos no quieren aceptar regresar a la oficina, tratando de mantener las ventajas del trabajo remoto, mientras que otros buscan obtener más ganancias, considerando bajos los salarios que ofrecen las compañías, aunque algunas han hecho el esfuerzo de subir los sueldos.

En este sentido, grandes corporativos tecnológicos como Apple, Facebook, Google, Twitter, por mencionar algunos, han comenzado a ejecutar estrategias temporales y permanentes acerca del trabajo remoto.

Sin embargo, la semana laboral de cuatro días nada tiene que ver con trabajar desde casa. De hecho, no sólo se comienza a barajar la posibilidad del trabajo híbrido permanente en muchas de estas compañías, también se están valorando la posibilidad no sólo de trabajar desde casa, sino laborar menos tiempo tal como lo señalan los estudios recientes que confirman que menos horas de trabajo le vienen mejor a los trabajadores y las empresas.

Aunque falta mucho tiempo para saber si las empresas en Estados Unidos adoptaran cada vez más esta dinámica laboral, que aparenta ser beneficiosa para trabajadores y compañías, ya hay algunas que dan sus primeros pasos. Kickstarter, la plataforma de financiación colectiva con sede en Nueva York, será una de las empresas representativas pioneras en el país que pondrán a prueba la semana laboral de cuatro días a partir del próximo año.

También te puede interesar:

• |Trabajo freelance: según Fiverr, los 10 trabajos independientes mejor pagos
• Trabajo remoto: las cosas 5 cosas que debes saber si quieres trabajar desde otro país
• Trabajo híbrido: cómo debería planearse esta modalidad empleo, según un experto en lugares de trabajo