Trabajadores de Walmart: los 5 desafíos más extraños y complicados que deben enfrentar

Las anécdotas de los empleados de los almacenes del gran minorista se pueden contar por millones, pero sólo algunas suelen ser las más comunes

Trabajadores de Walmart: los 5 desafíos más extraños y complicados que deben enfrentar
Aunque la gran mayoría de los clientes "son buenas personas", muchos trabajadores de Walmart también han tenido malas experiencias.
Foto: SchuminWeb / Wunderstock

Walmart tiene alrededor de 1.6 millones de empleados en las tiendas de todo Estados Unidos. Es lógico que las experiencias de trabajar ahí se cuenten por montones y varíen. Quizás es imposible recabar todas las anécdotas de las personas que laboran en estos almacenes y que enfrentan al cliente cara a cara, desde las muestras de satisfacción hasta las más pesadas y horribles experiencias con los consumidores.

Los trabajos que son de servicio se enfrentan con un sinfín de personas y situaciones. Hay un dicho de que cada cabeza es un mundo y el trato con el cliente puede ser uno de los empleos más ingratos y satisfactorios al mismo tiempo por esa misma razón. Business Insider realizó una serie de entrevistas con empleados de Walmart para que contaran sus anécdotas más impactantes. Aquí te mostramos 5 de los desafíos más extraños y complicados que han tenido que enfrentar estos trabajadores, de los millones de experiencias que seguramente han de existir en todo EE. UU. y en el mundo.

1. Estrés al máximo

Los recolectores de Walmart son aquellas personas que seleccionan artículos de los pedidos en línea como en Walmart+ y los colocan en un carrito o contenedor. Por su parte, los dispensadores colocan los pedidos de comestibles en los automóviles. Muchos empleados de la compañía en alguna de estas áreas reciben una capacitación amplia de los dos trabajos para hacer ambas cosas.

De acuerdo con una trabajadora de Walmart de Indiana que labora como recolectora y dispensadora de pedidos en línea aseguró estar sorprendida de lo estresante que puede ser el empleo. Por pandemia, su tienda no tiene suficiente personal, por lo que suele trabajar horas extras para que todos los pedidos se entreguen.

2. Lidiar con picadores de comida

Productos perecederos como frutas y verduras no pueden pesarse si ya ha sido consumido por el cliente. Existen las personas que pican la comida que ofrece la tienda, incluso así estén enlatados o empaquetados. Enfrentar a estas personas suele ser complicado para los empleados debido a la renuencia por pagar el producto antes de consumirlo.

El problema no termina ahí. Es un conflicto frecuente encontrar diversos productos ya abiertos a medio comer en cualquier sección de los almacenes, originando que los empleados también deban limpiar el área y dejar impecable una zona que para empezar ni siquiera debería haber tenido comida.

3. Pérdida del equilibrio laboral y personal

Un exgerente de Walmart aseguró que trabajar en el gigante minorista es increíble para iniciar una carrera, pero conforme avanzan tus éxitos profesionales y obtienes más promociones, como lo es el llegar a ser el gerente de la sucursal, equilibrar tu vida laboral y personal es casi imposible.

El estrés antes mencionado se multiplica cuántas más responsabilidades adquieres dentro de la empresa, sobre todo cuando las exigencias por mantener o superar las metas corporativas chocan con las adversidades laborales como recorte de personal o una pandemia.

4. Es salvaje estar detrás del demostrador de devoluciones

Según la política de la empresa de Walmart, los clientes pueden devolver o cambiar artículos hasta 90 días después de la fecha de compra, además de ciertas excepciones. A veces, los consumidores intentan aprovechar esa política, y los trabajadores de Walmart con las historias más extravagantes suelen ser los que han pasado tiempo cerca del mostrador de devoluciones.

Cajas llenas de ladrillos, comida mordisqueada de cadenas minoristas de la competencia y ropa interior gastada son sólo algunos de los artículos que los trabajadores dijeron haber visto presentar a los clientes.

5. Puedes encontrar una nueva familia

Los jefes y parte de los compradores pueden formar parte de uno de los peores días de tu vida, pero como en una buena familia, tus compañeros de equipo y la mayoría de los clientes pueden brindarte una de tus mejores experiencias.

“La mayoría de los clientes son buenas personas”, dijo un trabajador de Virginia para Business Insider. “Si les das un poco de ayuda, la mayoría son muy amables”.

También te puede interesar:

• Walmart: cómo es el programa de reembolsos en efectivo para compras en línea
• Walmart usará inteligencia artificial para mejorar la compra de comestibles en línea de sus clientes
• Miles de personas recibieron emails racistas de Walmart: alguien creó cuentas falsas con sus datos