3 cosas que puedes hacer para cerrar bien el año si necesitas el segundo cheque de estímulo y aún no te llega

El segundo paquete de estímulo no debería ser tu única forma de obtener ayuda para fin de año

Hay otras formas en las que puedes apoyarte financieramente para terminar el año lo mejor posible.
Hay otras formas en las que puedes apoyarte financieramente para terminar el año lo mejor posible.
Foto: Tim Sullivan / Wunderstock

El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, anunció el martes la posibilidad de comenzar a enviar los primeros pagos de alivio en forma de depósito directo desde esa noche. Y los cheques en físico los enviarían a partir de este miércoles. Esto va a permitir que millones de estadounidenses reciban su segundo cheque de estímulo antes de que concluya el 2020. Pero si no eres de los afortunados en ser de los primeros en recibir este pago federal y lo necesitas para cerrar bien el año financieramente, te proponemos tres cosas que puedes hacer para recibir el 2021 de la mejor manera posible.

1. Busca más programas del gobierno

Incluso antes de las sanciones de un primer y segundo paquete de estímulo, los gobiernos federales, estatales y locales cuentan con sus propios programas de ayuda en diferentes áreas financieras y sociales de los que pueden recargarse millones de estadounidenses.

Programas como el de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), los propios beneficios por desempleo estatales y hasta dinero no reclamado podrían ayudarte en estos momentos.

2. Contempla tomar dinero de las cuentas de jubilación

Desde la promulgación de la Ley CARES en marzo, se estableció la posibilidad de poder obtener dinero, hasta $100,000 dólares, de tus cuentas de jubilación 401(k), sin penalización, durante todo el año. El segundo paquete de estímulo no contempla esta posibilidad, por eso tienes hasta el 30 de diciembre para hacerlo válido.

Si tomas el dinero antes de terminar el 2020, no deberás pagar los impuestos por el monto retirado, sólo si lo reembolsas dentro de los próximos tres años. Cuando reintegres ese dinero, los impuestos que pagaste por el retiro, se te reembolsarán en tu declaración de impuestos siguiente a tu depósito.

3. Negocia o pide prestado

La gran mayoría de las entidades bancarias privadas se han adherido a las iniciativas gubernamentales, a pesar de no estar obligadas. Si tienes deudas por préstamos o tarjetas de crédito, puedes comunicarte con la compañía para solicitar un aplazamiento de tus pagos, sin generación de intereses o recargos extras.

CNBC también sugiere pedir prestado a familiares o amigos como una forma de poder solventar tus gastos, sin el temor de los intereses. Aproximadamente 2 de cada 5 adultos han ayudado a familiares o amigos durante el brote de COVID-19, según una encuesta de octubre del National Endowment for Financial Education (NEFE).

Si optas por esta alternativa, trata de usar el dinero de manera responsable y únicamente para solventar tus necesidades como podrían ser comprar alimentos, pagar facturas o deudas. También procura ser sensible a la situación de tus conocidos, porque es posible que se encuentren en una situación similar a la tuya y deberías aceptar la realidad de que tienen el derecho de negarse.

También te puede interesar: