5 acciones preventivas para proteger tu dinero de una recesión

Saber administrar tu dinero desde estos momentos te ayudará a tener una mejor perspectiva financiera en el caso de que Estados Unidos entre en recesión

La recesión podría reducir los dólares de tu cartera, por lo que desde ya debes protegerte para que no te suceda o te pase menos.
La recesión podría reducir los dólares de tu cartera, por lo que desde ya debes protegerte para que no te suceda o te pase menos.
Foto: Shutterstock

Son diversos los medios y especialistas que hablan de una posible recesión en Estados Unidos. Para aquellos que vivieron el último fenómeno de este estilo en 2007 saben lo complicado que es mantener las finanzas a flote. Y aunque es difícil, no es imposible. Más allá de si la economía del país entra en recesión o no, tú deberías tener presente las siguientes 5 acciones preventivas para proteger tu dinero.

1. Crea un fondo de emergencia

Si no tienes un fondo de emergencia, no lo dudes más, es el momento de crearlo. El objetivo es tener el suficiente dinero para solventar entre tres y seis meses de gastos, ante una repentina pérdida de trabajo. Una forma de juntar este dinero es por medio de alguna cuenta de ahorros o de mercado monetario para acumularlo de manera segura.

2. Recorta gastos

Como lo dijimos, no esperes a que surja una recesión para hacer estos consejos. Recortar tus gatos tendría que convertirse en un hábito en tu vida para que tus finanzas no sufran durante una recesión, ni nunca. A pesar de que no se concrete este fenómeno económico, reducir tus gastos siempre te ayudará. Cualquier compra o pago por servicios no esenciales, como una membresía de servicios de transmisión, deberían estar al inicio de la lista de eliminación. Incluso de tus gastos necesarios puedes reducir tu gasto, dejando de comprar marcas reconocidas más caras por otras más baratas.

3. Paga tus deudas cuanto antes

Especialmente las deudas de tarjetas de crédito pueden ser una loza pesada de cargar durante una recesión. Te aconsejamos dejar de utilizarlas y pagar los saldos pendientes. Sin empleo y con las altas tasas de interés actuales, podrías enfrentar serios problemas financieros en el futuro cercano.

4. Monitorea a la Reserva Federal y las tasas de interés

Y hablando de las tasas de interés, aun cuando no entiendas cómo funciona, debes estar atento a las medidas que la Reserva Federal (Fed) establezca en cualquier momento. Actualmente, la Fed ha elevado las tasas de interés de referencia, lo que ha generado la angustia de expertos y por lo que sugieren que podríamos enfrentar una recesión. A ti como consumidor te afecta en el aumento de las tasas de las tarjetas de crédito y las hipotecas.

5. Considera cambiar de trabajo

Durante una recesión, aumenta el desempleo. Mantenerte o cambiar de trabajo no te asegura nada, pero valora la posibilidad de una mudanza de empleo, ya que en estos momentos el mercado laboral está caliente. Como es lógico, opta por una oportunidad que aumente tus ingresos en estos momentos y te brinde mejores beneficios.

También te puede interesar:

• 4 maneras en las que una recesión podría beneficiar tus finanzas
• Cuán seguro está tu dinero en un banco durante una recesión
• Por qué la recesión en el mercado de la vivienda en EE.UU. no se parece al colapso en 2007