Ahí vienen los coreanos para dominar el mundo de los autos eléctricos

A la mayoría de los que cubrimos la industria automotriz, y a los entusiastas de los autos que por una o varias razones odian a Elon Musk - con más o con menos razones válidas -, se nos ha hecho costumbre nombrar a cada uno de los nuevos fabricantes de autos eléctricos como el próximo "mata Tesla". Parece que ahora, la cosa sí va en serio. Ahí vienen los coreanos.

La submarca IONIQ de Hyundai espera dominar el mercado de los autos eléctricos tan pronto como 2030. Foto: Cortesía Hyundai.
La submarca IONIQ de Hyundai espera dominar el mercado de los autos eléctricos tan pronto como 2030. Foto: Cortesía Hyundai.
Foto: Cortesía

Empecemos por aclarar que Tesla Motors no fue fundada por Elon Musk, sino por Martin Eberhard y Marc Tarpenning, quienes inscribieron la empresa en julio de 2003, con un nombre que hace homenaje al inventor e ingeniero eléctrico croata Nikola Tesla.

Un año más tarde, en febrero de 2004, Musk se convirtió en el mayor accionista de la empresa, mediante una inversión de $6.5 millones de dólares y fue nombrado CEO en 2008. En la actualidad es el socio mayoritario con aproximadamente el 17% de las acciones (unos 175 millones de títulos), pero quizá más importante que eso, Musk es la cara de la marca, la visión, y el culto creado alrededor de su visión y sus controversias.

Podcast en inglés: Hyundai EVolve

Musk merece mucho del crédito por el rápido crecimiento en la aceptación de los autos eléctricos en todo el mundo, sobre la base de su “propósito original” de ayudar a acelerar el paso hacia el transporte y la energía sostenibles.

Sin esas ideas plantadas hace casi 20 años, Audi, BMW, Mercedes-Benz, General Motors, Ford Motor Company y ahora el Grupo Hyundai, no tendrán ya en el mercado una amplia gama de modelos 100% eléctricos, en todos los segmentos de la industria: desde los sedanes, los deportivos, las SUVs y las pickup trucks, como la Ford Lighting, que se unió a la familia del vehículo más vendido en Estados Unidos en los últimos 45 años.

La salida al mercado de la F-150 Lighting, la GMC HUMMER EV y la Rivian R1T, parecen hacer puesto el último clavo en el ataúd de la idea de la Tesla CyberTruck, cuya producción no solo ha sido aplazada una vez más, supuestamente hasta 2023, sino que su presencia en el sitio web de Tesla ha sido totalmente eliminada.

Pero más allá de las camionetas pickup eléctricas y su importancia en la industria automotriz y en toda la economía en general, el crecimiento del resto de los modelos eléctricos es donde el reinado de Tesla podría empezar a desmoronarse, aunque el proceso tomará años.

En el primer trimestre de 2022, Tesla vendió 158,689 unidades de vehículos eléctricos, equivalente al 60% del total y 4.6% del mercado total. El modelo más vendido fue el SUV compacto Tesla Model Y (52,051 unidades y 32.8% de todos los vehículos eléctricos), seguido por los sedanes Tesla Model 3 (47,682) y el Tesla Model S (9,250).

El primer modelo distinto a Tesla en la lista fue el Ford Mustang Mach-E (6,957), seguido de cerca por el Hyundai Ioniq 5 (6,265) y el Kia EV6 (4,901), estos dos últimos en apenas su primer trimestre completo de ventas.

La lista se completa con el SUV Tesla Model X (4,899), el hatchback Nissan LEAF (4,401), el Kia Niro EV (3,549), el Volkswagen ID.4 (2,926) y una combinación de “otros modelos eléctricos” (15,808).

El Model 3 es el auto eléctrico más vendido de todos los tiempos en todo el mundo y, en junio de 2021, se convirtió en el primer automóvil eléctrico en superar el 1 millón de unidades en todo el mundo. Tesla vendió 936,222 unidades en 2021, lo que representó un aumento de 87%, con respecto a 2020, con un total de ventas acumuladas de 2.3 millones de autos a fines de 2021.

Los números no mienten

El Hyundai IONOQ5 fue triple ganador del World Car of the Year 2022. / Foto: Cortesía Javier Mota.

Al hacer las cuentas, pasarán varios años para que los modelos del Grupo Hyundai alcancen el millón de unidades vendidas anualmente, pero si los índices de crecimiento se mantienen a la misma velocidad, la cifra llegará tan pronto como 2030, según la estrategia que tiene como meta alcanzar 7% de las ventas globales de autos eléctricos para ese año, con 3.32 millones de unidades vendidas anualmente.

Esta semana, Hyundai presumió su gama de vehículos electrificados – los SUVs con tecnología Plug-in Hybrid Tucson y Santa Fe, y los 100% eléctricos Kona e IONIQ5 -, en una sesión de pruebas de manejo en Nashville, Tennessee, lo que coincidió con el anuncio de la inversión de $5,540 millones de dólares para construir una nueva fábrica de vehículos eléctricos, incluyendo sus baterías.

La nueva instalación comenzará a construirse a principios de 2023 y se espera que comience la producción comercial en la primera mitad de 2025 con una capacidad anual de 300,000 unidades, gracias a la creación de alrededor de 8,100 nuevos puestos de trabajo.

Este anuncio es apenas una parte de la estrategia de electrificación del Grupo Hyundai, que aspira a convertirse en uno de los tres principales proveedores de vehículos eléctricos en Estados Unidos tan pronto como 2026.

El Grupo Hyundai, con las marcas Hyundai, Kia y Genesis, está enfocando todos sus esfuerzos para “liderar el mercado de vehículos eléctricos no solo en ventas, sino también en términos de diseño, tecnologías y soluciones de movilidad optimizadas para la era de la movilidad eléctrica”.

La nueva inversión en Georgia está en línea con la estrategia del gobierno de los Estados Unidos para acelerar la electrificación, ya que los fabricantes están anunciando planes para expandir su producción local de vehículos eléctricos, que permitiría que las ventas de vehículos de cero emisiones representen al menos la mitad del total de vehículos nuevos para 2030.

Hyundai dijo que la nueva planta contará con un sistema de producción “altamente conectado, automatizado y flexible, que conecta orgánicamente todos los elementos del ecosistema EV para generar valor para el cliente”, que que actualmente se encuentran bajo prueba en el Centro de Innovación de Hyundai Motor Group en Singapur.

A juzgar por el éxito inicial del IONIQ5 – triple ganador en el World Car of the Year 2022 -, la salida al mercado del sedán IONIQ6 a finales de 2022 y el SUV IONIQ7, bajo la marca Hyundai, y sus contrapartes EV6 y EV9 en Kia, además del EV60 en Genesis, el crecimiento del grupo coreano en el mercado eléctrico parece imparable.

Si Tesla muere algún día, no será por culpa de otro fabricante, será por causas naturales.