Cerca de 1.4 millones de inmigrantes podrían perder su empleo por retrasos en los permisos de trabajo

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. (USCIS) asumió un atraso sin precedentes de 1.4 millones de solicitudes de permisos de trabajo pendientes, que podría dejar sin empleo a inmigrantes

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. (USCIS) ha tenido muchos retrasos en diversos trámites importantes para los inmigrantes en el país.
El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. (USCIS) ha tenido muchos retrasos en diversos trámites importantes para los inmigrantes en el país.
Foto: John Moore / Getty Images

Aunque la pandemia ha cedido un poco, ahora con la reciente variante Ómicron descubierta en África, se vuelven a encender las alarmas en todo el mundo. En Estados Unidos, los estragos del Covid-19 no sólo han dejado sin empleo a millones de personas, continúa afectando la recuperación laboral del país, puesto que alrededor de 1.4 millones de inmigrantes han quedado desempleados o están cerca de perder su trabajo debido a los retrasos burocráticos con las renovaciones de sus permisos.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. (USCIS), encargado de adjudicar y aprobar permisos de trabajo, aseguró a CNN que hay un atraso sin precedentes de 1.4 millones de solicitudes de permisos de trabajo pendientes, incluidas las solicitudes iniciales y renovaciones.

Este problema no sólo afecta a los empleados, también a las empresas estadounidenses que padecen de escasez de trabajadores en diversos sectores productivos del país, siendo el más representativo aquellos que se encuentran en la cadena de distribución EE. UU. Estas compañías corren el riesgo de alargar su recuperación por falta de trabajadores que han perdido o podrían perder en los próximos días ante la falta de los permisos del gobierno federal.

De manera oficial, USCIS no tiene claro cuántos de los permisos han caducado debido al retraso en los procesamientos de estos permisos, sin embargo, un funcionario de la agencia habló con CNN y mencionó que entre los afectados, además de las empresas, hay diversas organizaciones sin fines de lucro, así como médicos y especialistas que atendieron a pacientes durante la pandemia. También entre los afectados hay ingenieros y conductores de camiones, estos últimos que han sido primordiales para evitar mayor escasez de productos en el país.

Tal como lo mencionó este funcionario, se puede observar que no sólo escasearían trabajadores de mano de obra primaria como trabajadores del campo, también afectaría a profesionales de primera línea, expertos calificados primordiales para seguir combatiendo la pandemia.

Un permiso de trabajo en Estados Unidos para un solicitante de asilo tiene una duración de dos años. Estas personas pueden solicitar una renovación mientras su solicitud de asilo esté pendiente. Si la presentan antes de que expira el permiso, pueden recibir una extensión automática de 180 días de su permiso actual. Culminados esos dos años y 180 días extra, corren el riesgo de no poder trabajar de forma regulada en el país.

El procesamiento, en algunos casos, se extiende más allá de ese plazo, lo que provoca que los solicitantes de asilo estén expuestos a la irregularidad laboral.

USCIS ha sufrido de varios retrasos en diversos trámites, por lo que ha buscado combatirlos pagando horas extra y contratando más personal. Aun así no ha podido satisfacer la demanda, dejando en el limbo a millones de inmigrantes en Estados Unidos.

También te puede interesar:

• Green Card: USCIS extiende la validez de los comprobantes de renovación por retrasos en el proceso
• Qué es la visa de trabajo H-2B en EE. UU., cómo tramitarla y en qué te beneficia
• Hay gente que vive sin trabajar en Estados Unidos y no son millonarios: cómo lo hacen