Cómo sobrevivir financieramente si ganas el salario mínimo, alrededor de $15,000 dólares al año

El salario mínimo en los Estados Unidos de $7.25 dólares por hora ha perdido su valor en casi un 17% desde que se estableció en 2009, situación que representa todo un reto financiero para la clase trabajadora.

Alrededor del 2% de los trabajadores viven con un salario mínimo.
Alrededor del 2% de los trabajadores viven con un salario mínimo.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Desde hace 12 años, millones de personas batallan cada mes con el reto de poder solventar sus necesidades con un salario mínimo de $7.25 dólares por hora que impacta a cerca del 2% de los trabajadores en los Estados Unidos, en un sueldo que desde entonces ha perdido valor en casi un 17%, lo que ha generado la discusión sobre la necesidad de incrementarlo, más en un clima de crisis económica e incertidumbre como la que ha provocado la pandemia por COVID-19.

Bajo un estándar de 40 horas trabajadas a la semana, esto representa un ingreso de anual apenas superior a los $15,000 dólares, sin tomar en cuenta una deducción de poco más de $1,400 dólares por la vía de los distintos impuestos, dejando un sueldo neto apenas superior a los $13,600 dólares por año.

Si bien estos ingresos no dan ni siquiera margen para que una persona pueda pensar en un fondo de ahorro, lo cierto es que los trabajadores que viven solos y no tienen dependientes económicos pueden recurrir a una serie de alternativas para estirar su dinero al máximo y sobrevivir financieramente con el salario mínimo.

Vivienda

Los expertos de las finanzas personales sugieren que el porcentaje de los ingresos destinados al alquiler no debe superar el 30%; sin embargo, en un presupuesto de salario mínimo, resultará muy complicado encontrar un lugar que se ajuste a esa cantidad, por lo que la única opción para la mayoría con el propósito de acercarse lo más posible a ese rango es compartir apartamento y pagar menos de $400 dólares por un lugar donde vivir.

Servicios públicos

Para estirar al máximo el presupuesto de $7.25 dólares la hora, la recomendación es disponer entre el 5% y el 10% del recurso mensual al pago de agua, electricidad, gas, teléfono e incluso internet, lo que se traduce a un gasto que va en un aproximado de $55 a $110 dólares al mes, estimación irreal en este escenario financiero, aun y cuando se tomen medidas como contratar los servicios de una compañía de telefonía celular de bajo costo con planes básicos desde $10 dólares mensuales o recibir apoyos de subsidio de internet o al consumo eléctrico a través de beneficios como el del Programa de Asistencia Energética para Hogares con Bajos Ingresos (LIHEAP por sus siglas en inglés).

Asimismo, se pueden tomar todas las medidas de ahorro que se recomiendan como no dejar aparatos conectados a la corriente si no se están usando, al igual que lo que se refiere al uso del agua, evitando fugas y optimizando el recurso, lo cual, en el mejor de los escenarios se traduce en $135 dólares mensuales.

Transporte

Descartando de antemano el uso de un vehículo propio, este segmento de los gastos es el que mayor margen de ahorro tiene, tomando en cuenta el precio del transporte público, el cual oscila los $2 dólares por viaje, ya sea autobús o metro en zonas urbanas, lo que representaría un gasto promedio de $100 dólares al mes, ajustándose a la recomendación de entre el 10% y el 15% para este servicio.

Alimentación

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), estima el gasto mensual por persona de al menos $175 dólares en el caso de las mujeres y casi $200 en los hombres, lo que implicaría casi el 20% del presupuesto mensual del salario mínimo de una persona, es decir, un 5% por encima de la recomendación financiera, sin contar el incremento de los precios en comestibles que se ha dado a consecuencia del impacto de la pandemia por COVID-19, lo que además ha desatado una crisis alimentaria en el país.

En este escenario, realizar compras mejor programadas, utilizar cupones, congelar comida para extender su conservación e incluso recurrir a la asistencia de los bancos de alimentos emergen como opciones de ahorro para ajustar un gasto alrededor de los $150 dólares al mes.

Servicios de Salud

En esta etiqueta, la mejor alternativa es recurrir a la Ley de Atención Asequible, popularmente conocida como Obamacare, en el cual se podría obtener un plan desde $26 dólares mensuales con una cobertura mayor al 90% de los gastos sanitarios; sin embargo, en caso de contar con un seguro de gastos médicos por parte del empleador, puede resultar más caro, con coberturas que por lo regular implican hasta $2,000 dólares anuales en deducible y la mayor parte de los gastos de su bolsa, por lo que algunas alternativas radican en recibir atención en clínicas de bajo costo, utilizar medicamentos genéricos o tarjetas de descuento, para destinar alrededor de $200 dólares al mes en salud.

Otros gastos

Desde la compra de artículos de limpieza e higiene personal, hasta mobiliario y suministros para el hogar, pasando por regalos, lavandería, ropa e incluso alguna forma de entretenimiento tendrán que ajustarse a no más de $150 dólares al mes recurriendo al mercado de segunda mano en muchas ocasiones, así como tener iniciativa en el bricolaje para cubrir ciertas necesidades de la casa sin necesidad de pagar por ellas.