El trabajo de tus sueños: las 3 señales que te indicarán que por fin lo encontraste

Actualmente, muchas personas están renunciando a sus trabajos, sin embargo, algunas de ellas no están seguras si lo deberían de hacer. Estas observaciones podrían ayudarte a definirte

Un trabajo de oficina o uno bien remunerado no quiere decir que sea perfecto para ti, lo es el que te haga feliz.
Un trabajo de oficina o uno bien remunerado no quiere decir que sea perfecto para ti, lo es el que te haga feliz.
Foto: Michal Jarmoluk / Pixabay

Confucio dijo: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. El pensador chino tuvo tanta razón desde antes de Cristo, que sus palabras perduran y se mantienen actuales sin importar la época. Existen millones de personas en Estados Unidos y en el mundo que deberían poner franca atención a esta frase para retomar su rumbo personal y profesional. Si quieres estar en el trabajo de tus sueños o sientes que por fin lo encontraste, debes poner atención a estas 3 señales.

La actualidad laboral en EE. UU. está en un momento en donde el trabajador ha alzado la voz y podría ser una excelente oportunidad para encontrar mejores cosas, así lo han pensado por lo menos 4 millones de personas que han renunciado en busca de algo mejor. Pero hay otros trabajadores que es posible que tengan dudas de moverse a otro lugar o simplemente quieran confirmar que no podrían estar en un mejor sitio.

Señal 1. Es congruente con tus valores

Hay muchos empleados que consideran que su puesto de trabajo o su empresa no van encaminados a sus propios objetivos y valores personales. Por ejemplo, un abogado podría estar trabajando para un bufete que lleva casos que lo ponen en conflicto con su propia persona. Expertos recomiendan crear una lista entre cinco y diez de sus valores principales y detectar si tu empresa cumple con ellos. Si encuentras que se alinea a ellos, ya hay una ventaja en ese aspecto.

Señal 2. Te emociona

La parte física y mental no puede prescindir de lo emocional, si te hace sentir bien, te despierta la curiosidad, te ofrece retos profesionales, te motiva, te inspira a aprender más y a mejorar personal y profesionalmente, entonces ya cumples un segundo punto. Sé de esos entusiastas que presumen su trabajo a cada rato, dentro y fuera de la empresa.

Señal 3. Te permite vivir como quieres

Así como la frase de Confucio, hay otro dicho popular: “vivir para trabajar o trabajar para vivir”. Millones de trabajadores pierden el sentido real de un empleo, que es el hecho de que te permita tener la calidad de vida que deseas. Con ello, no sólo nos referimos al hecho de ganar buen dinero, para algunas personas el tiempo con su familia podría ser más valioso que lo económico, el tiempo libre remunerado, bonificaciones, participación en las ganancias, cobertura médica y, actualmente ingresó a la ecuación, el trabajo remoto. Todas son características que puedes negociar, pero si ya las tienes y te hacen sentir bien, entonces, es signo de que estás en el trabajo de tus sueños.

También te puede interesar:

• Semana de trabajo de 4 días: el “éxito rotundo” de la prueba que realizaron en Islandia
• Los 6 beneficios laborales que todo trabajo debería tener en Estados Unidos
• Cómo negociar el salario y los beneficios ante una nueva oferta de trabajo