En el Senado, McConnell bloquea el proyecto de cheques de estímulo de $2,000 dólares aprobado por la Cámara de Representantes

Cualquier proyecto de ley necesita 60 votos para ser aprobado, lo que significa que incluso si todos los demócratas lo apoyaran, necesitaría al menos 12 votos republicanos

Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado.
Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, bloqueó el intento del hombre fuerte de la minoría demócrata en la Cámara Alta, Chuck Schumer, de aprobar por unanimidad un proyecto de ley para aumentar el monto de los cheques de estímulo en el segundo paquete de ayuda para enfrentar al coronavirus.

Los pedidos bipartidistas para aumentar a $2000 dólares el monto de los segundos cheques de estímulo han provocado una división entre el presidente Trump y los legisladores republicanos.

Tras aprobar el aumento en el monto de los cheques, la Cámara de Representantes ya salió de vacaciones, lo que significa que para que el proyecto se convierta en ley debe ser aprobado por el Senado, sin ningún cambio, antes del mediodía del domingo, cuando jura el 117° Congreso.

McConnell presentó el martes un proyecto de ley que aumentaría el monto de los cheques de $600 a $2,000 dólares, derogaría las protecciones de responsabilidad legal para las plataformas de Internet y crearía una comisión para estudiar los problemas electorales. El proyecto de ley cumple con todas las demandas recientes del presidente Donald Trump, pero no obtendría el apoyo de los demócratas ni se convertiría en ley.

“El presidente destacó tres temas adicionales de importancia nacional que le gustaría que el Congreso abordara… Esos son los tres temas importantes que el presidente ha vinculado. Esta semana, el Senado comenzará un proceso para enfocar estas tres prioridades “, dijo McConnell desde el Senado.

Tras el bloqueo, Trump tuiteó que los republicanos deben aumentar de inmediato los cheques a $2,000 dólares, pero también mencionó las investigaciones electorales y la derogación de la Sección 230, una ley que describe como un escudo tecnológico.

“A menos que los republicanos tengan un deseo de muerte, y también es lo correcto, deben aprobar los pagos de $2,000 dólares lo antes posible. ¡$600 NO SON SUFICIENTES! Además, eliminen la Sección 230: no permitan que las grandes tecnologías se roben nuestro país y no permitan que los demócratas se roben las elecciones presidenciales. ¡Ponte Duro!” tuiteó.

Schumer dijo que si McConnell “intenta cargar” el proyecto de ley “con disposiciones partidistas no relacionadas que no harán absolutamente nada para ayudar a las familias con dificultades en todo el país”, los cheques de estímulo más grandes no se convertirían en ley.

“Cualquier movimiento como este por parte del senador McConnell sería un intento descarado de privar a los estadounidenses de un cheque de supervivencia de $2,000 dólares”, dijo.

Presión creciente

McConnell enfrenta presión para actuar después de que la Cámara, con casi todos los demócratas y el apoyo de 44 republicanos, votó el lunes para aumentar los cheques de estímulo a $2,000 dólares. Los republicanos del Senado que desconfían de gastar más en ayuda pandémica buscan una manera de cumplir con las demandas de un presidente que calificó el proyecto de ley de financiamiento y alivio del coronavirus como una vergüenza y de mantener su mayoría en el Senado en medio de la crisis.

Hay un apoyo creciente dentro del caucus republicano para aumentar el monto de los cheques y la reprimenda pública de Trump se produce cuando sus compañeros de partido luchan por mantener el control de la mayoría del Senado, que lograrían si ganan las dos elecciones de segunda vuelta en Georgia a principios de enero.

Los senadores republicanos de Georgia, David Perdue y Kelly Loeffler, apoyaron los cheques de $2,000 el martes. Sus oponentes demócratas, Jon Ossoff y el reverendo Raphael Warnock, respectivamente, ya habían expresado su apoyo a los cheques más grandes y han hecho del tema de los segundos cheques de estímulo una parte clave de sus campañas.

“Estoy encantado de apoyar al presidente con estos $2,000. … Así que apoyo plenamente lo que está haciendo el presidente en este momento ”, dijo Perdue durante una entrevista con Fox News.

Loeffler agregó: “Necesitamos brindar alivio a los estadounidenses ahora, y lo apoyaré”.

Otros republicanos, incluidos los senadores Josh Hawley, Marco Rubio y Lindsey Graham también lo apoyan.

McConnell inició el proceso para obtener dos proyectos de ley, lo que sometería a votación el tema de los cheques de estímulo, pero no garantiza una votación. Uno es el proyecto de ley aprobado por la Cámara y el segundo es un proyecto de ley que vincula los cheques de estímulo con las reformas de la Sección 230 y una comisión electoral. Pero vincular los controles de estímulo a esos otros temas podría arruinar el apoyo a un proyecto de ley en el Senado.

“La gente está sufriendo y creo que debemos brindarles más ayuda. Me molesta que no esté dirigido. Me molesta que el proceso siempre ponga todo junto ”, dijo la Senadora Deb Fischer.

Los partidarios del proyecto de ley de la Cámara de Representantes acusan a McConnell de intentar echar a pique cualquier posibilidad de que el Senado aumente el monto de los pagos directos.

“No sé lo que tiene en mente, pero la Cámara aprobó un proyecto de ley simple y directo. No enturbiemos las aguas. ¿Quieres los $2,000 dólares o no?”, dijo el veterano senador Bernie Sanders, uno de los impulsores de cheques de estímulo más amplios.

El senador demócrata por Connecticut, Chris Murphy, agregó que McConnell proponer cualquier otra cosa que no sea un voto directo a favor o en contra del proyecto de ley de la Cámara, que cree que obtendría 60 votos, es una “receta para el desastre”.

Cualquier proyecto de ley necesita 60 votos para ser aprobado por el Senado, lo que significa que incluso si todos los demócratas lo apoyaran, necesitaría al menos 12 votos republicanos.

Pero McConnell enfrenta la oposición de su propio caucus por aprobar el proyecto de ley de la Cámara como está o incluso con las protecciones de escudo tecnológico que pide Trump. Sin un acuerdo, el Senado podría quedarse sin tiempo y se espera que el proyecto de ley de defensa, no relacionado con el tema del estímulo, consuma su programa hasta el viernes o sábado.

El senador Pat Toomey, republicano por Pensilvania, advirtió que no consentiría en realizar una votación sobre la propuesta para aumentar la cantidad de los cheques de estímulo. Sin un acuerdo, cualquier propuesta de cheques tendría que atravesar obstáculos de procedimiento, tiempo que podría no tener antes del inicio del próximo Congreso.

“Creo que es una muy mala idea”, dijo Toomey a CNN sobre el aumento del monto de los pagos directos. “Esto no tiene sentido.”

El proyecto de ley de la Cámara cambia la redacción del segundo paquete de estímulo para incluir un cheque de $2,000 para personas con ingresos de hasta $75,000 dólares y un cheque de $4,000 para parejas casadas con ingresos abuales de hasta $150,000. Pero debido a que el proyecto de aumenta el tamaño de los cheques de estímulo pero mantiene la misma tasa de eliminación gradual que el paquete de ayuda, más hogares en el extremo superior del espectro de ingresos que no hubieran recibido un pago bajo el acuerdo de estímulo, serían elegibles para obtener algunos tipo de pago.

Otros han expresado su preocupación por el impacto de los controles sobre el déficit y han argumentado que no son una forma de alivio bien dirigida.

El senador Ron Johnson bloqueó previamente dos intentos de proporcionar una segunda ronda de cheques de estímulo de $1,200 dólares y seis senadores republicanos ya votaron en contra del paquete de $2.3 trillones de dólares que incluía los cheques de 600 dólares.

Con información de CNBC y The Hill.