La inflación es obstinada: llega a 3.2% en julio y rompe la tendencia hacia bajo de los últimos meses

La Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (CPI), mostrando que la inflación no cede y, por el contrario, aumentó unos puntos porcentuales en julio, en comparación con el mes anterior

Inflación EE.UU.

La economía de los Estados Unidos no logra estabilizarse y mantiene una inflación alta, para los objetivos de la Reserva Federal (Fed). Crédito: Shutterstock

Este jueves, la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) dio a conocer el Informe del Índice de Precios al Consumidor (CPI), donde la inflación alcanzó una tasa de 3.2% en los últimos 12 meses.

Este dato significa un aumento mensual del 0.2% en julio, comparado con el 3% que CPI se mostró en junio. Con esto, se da fin a una reducción consecutiva en los precios de 13 meses, desde el punto máximo de 9.1% que se alcanzó en junio de 2022.

El índice de vivienda fue, con mucho, el que más contribuyó al aumento mensual de todos los artículos,
representando más del 90% del aumento
, con el índice para seguros de vehículos motorizados también contribuyendo”, detalla la BLS. “El índice de alimentos aumentó un 0.2% en julio, tras aumentar un 0.1% el mes anterior. El índice de alimentos en el hogar aumentó un 0.3% durante el mes, mientras que el índice de alimentos fuera desde casa subió un 0.2% en julio. El índice de energía subió un 0.1% en julio”.

Excluyendo alimentos y energía, la estimación mensual también es del 0.2%, aunque la tasa a 12 meses se sitúa en el 4.8%.

Los expertos de Wall Street ya habían estimado este CPI, con el que se adelantaron, especialmente, sobre cómo lo tomará la Reserva Federal (Fed) en su lucha contra la inflación.

No obstante, a pesar de que el CPI sigue siendo una unidad porcentual por encima del objetivo del 2% de la Fed, es innegable que nos encontramos ya lejos del 8.5% que la inflación obtuvo en el mismo periodo de hace un año.

“Podemos estar seguros de que la inflación se está moviendo en la dirección correcta”, comentó Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, a CNBC. “Pero no creo que debamos tener demasiada confianza”.

Si bien a nivel de bolsillo parece una buena noticia, la historia ha demostrado que la inflación es obstinada y puede durar más de lo esperado una vez que se vuelve elevada y arraigada. Y la ronda actual sigue teniendo un impacto en los consumidores, como lo demuestra el aumento de casi el 19% del IPC desde que tocó fondo en abril de 2020 durante los primeros días de la pandemia de covid.

Entre la buena noticia, los costos relacionados con la vivienda, que representan alrededor de un tercio de la ponderación del índice de inflación, están cayendoTambién hay señales de que las ganancias salariales están disminuyendo. El índice de costos laborales, una medida clave de inflación de la Fed, mostró un aumento del 4.6% en el segundo trimestre, por debajo del máximo histórico del 5.7% del mismo período en 2022, según un conjunto de datos que se remonta a 2002.

En el lado opuesto de la balanza, los precios de la gasolina se han disparado este verano, ya que el costo del crudo estadounidense aumentó casi un 16% en julio. Un galón de gasolina regular sin plomo ahora cuesta $3.82 dólares en el promedio nacional, más del 8%, o casi 30 centavos por galón, desde la misma época en julio, según AAA.

Aunque la próxima reunión de la Fed está programada para septiembre, los especialistas coinciden en que es muy probable que los funcionarios del banco central no cesen en sus intenciones de reducir la inflación, subiendo nuevamente las tasas de interés en un cuarto de punto.

También te puede interesar:

En esta nota

Inflación en Estados Unidos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain