Los 5 mitos más propagados sobre la compra de una casa de nueva construcción en Estados Unidos

Muchos de los mitos se generan de boca en boca, y es posible que se basen en malas experiencias, pero los compradores por primera vez deben conocerlos para no caer y continuar su compra

comprar casa de nueva construccion

Hay muchos rumores que se generan sobre la compra de una casa de nueva construcción, que podría bloquearte tu intención. Crédito: Shutterstock

Cuando un comprador de vivienda por primera vez externa sus planes de adquirir una propiedad, entre su desconocimiento y lo que ha escuchado de otras personas, comienza a generarse ideas equívocas sobre la compra de una casa de nueva construcción. A estos pensamientos generalizados, que no les consta, se les pueden considerar como mitos.

Un mito es una historia o un concepto que se ha difundido oralmente hasta el punto de que se considera como un hecho real e irrefutable. Es posible que los comentarios estén sustentados por una experiencia previa de la persona que lo comienza, sin embargo, se pierde de vista que las circunstancias pueden cambiar y no se debe generalizar.

En este sentido, hay muchos rumores sobre la compra de una casa de nueva construcción que generan que los compradores de primera vez rehúyan a adquirirlas, cuando es posible que podría ser su mejor compra. Aquí te presentamos los 5 mitos más propagados sobre la compra de una casa recién construida.

1. Las viviendas de nueva construcción son más caras

Más allá de determinar si es cierto o no que las viviendas de nueva construcción son más caras, se debe pensar en los detalles del por qué es posible que lo sean, pero eso no necesariamente significaría pagar más.

Según Stephen Haines, presidente de Artisan Built Communities, las casas nuevas de tamaños similares históricamente superan en precio a las usadas en aproximadamente un 16%. Sin embargo, al comprar una propiedad de reciente construcción, es posible que te salves de otros gastos que no se contemplan y que una vivienda de mayor edad podrían generarte. Por ejemplo, una casa nueva tendrá electrodomésticos, techo y sistemas generales nuevos, lo que quiere decir que no necesitarás reparar o reemplazar en el corto plazo, como sí podría suceder con una casa más antigua.

2. Es más difícil financiar una vivienda de obra nueva

Este sí es un mito a todas luces, ya que a los posibles incentivos de los constructores y a la reciente construcción, los prestamistas aceptarían con mayor facilidad la solicitud de una hipoteca, debido a que, por lo regular, este tipo de compras sugieren menos riesgo de capital. Por ejemplo, hay constructores que mantienen relaciones, asociaciones o subsidiarias de propiedad total para ayudar a los prestatarios a encontrar las mejores opciones de préstamo.

3. Las casas nuevas pierden su valor más rápido que otras propiedades

Es curioso que este mito exista, pero es real. Y digo que es curioso, porque la mayoría de las personas suelen asumir que una propiedad se aprecia con el tiempo. Entonces, pensar que una casa nueva pierde valor más rápido que sus contrarias de más antaño va contrario a cualquier perspectiva de crecimiento patrimonial.

A diferencia de lo que pasa con los autos nuevos, que sí pierden gran parte de su valor desde que sale de la concesionaria, muchas de las casas de nueva construcción aumenta su valor, incluso antes de que sus compradores se muden.

4. Las viviendas de nueva construcción son de peor calidad que las casas de segunda mano

Es posible que, al externar tus intenciones de compra de una casa de nueva construcción, hayas escuchado de alguno de tus conocidos: “ya no las construyen como antes”. Eso no es cierto en absoluto. Los principios de construcción de edificios no cambian, eso quiere decir que los parámetros de construcción son los mismos en las diferentes zonas de Estados Unidos.

“Las casas nuevas están sujetas a lo último en código de construcción, que se ha vuelto más estricto con el tiempo”, asegura Haines. El especialista señala que están sujetos a requisitos mejorados de cableado eléctrico, más requisitos de interrupción por falla a tierra (incluido el equipo HVAC exterior en 2022), requisitos de aislamiento más altos, acondicionadores de aire más eficientes y mejoras en la plomería (el cobre viejo y el PVC temprano están muy sujetos a fugas).

5. No puedes inspeccionar una casa de nueva construcción

La inspección de vivienda es una paso fundamental, incluso antes de comprar cualquier propiedad. Todos los involucrados en bienes raíces lo saben, incluso los constructores. Si alguno se niega a permitirte hacer la inspección, deberías ser cauteloso.

De hecho, al contrario de este mito, los compradores que eligen comprar una casa de nueva construcción pueden inspeccionar periódicamente la casa durante la construcción, lo que les brinda a ellos y a su inspector una comprensión mucho mayor de la condición de la casa: sistemas de plomería, electricidad y HVAC detrás de las paredes, aislamiento y más de lo que obtienen al inspeccionar solo una casa terminada.

También te puede interesar:

• Cómo te ayudan los pagos adelantados de tu hipoteca en EE.UU.
• Cuánto puedo recibir del nuevo crédito fiscal si instalo paneles solares en mi casa en EE.UU.
Cae construcción de vivienda por tercer mes consecutivo por aumento de tasas hipotecarias

En esta nota

hipotecas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain