Los escenarios para la aprobación del paquete de estímulo tras la nueva petición de Trump

¿Qué pasará si el presidente bloquea el acuerdo por los paquetes presupuestales y de estímulo económico? Aquí te lo explicamos

Las decisiones de Trump han puesto al Congreso contra la pared.
Las decisiones de Trump han puesto al Congreso contra la pared.
Foto: FREDERIC J. BROWN / Getty Images

El jueves el Congreso envió oficialmente a la Casa Blanca el un acuerdo del paquete de estímulo para enfrentar al COVID-19 y el presupuesto de financiamiento del gobierno al presidente Donald Trump, quien aún no ha dicho si lo firmará.

“La Cámara y el Senado están enviando esta importante legislación a la Casa Blanca para la firma del presidente. ¡Lo instamos a que firme este proyecto de ley para brindar alivio inmediato a las familias trabajadoras!”, tuiteó la líder demócrata Nancy Pelosi, de acuerdo con una nota de CNBC.

El proyecto de ley fue enviado por avión a Palm Beach, Florida, donde Trump se encuentra en su resort de Florida Mar-a-Lago. El presidente puso un freno a los esfuerzos de meses de los legisladores para llegar a un acuerdo sobre el paquete de estímulo para enfrentar la pandemia, un día después de que la legislación aprobada por ambas cámaras del Congreso.

Trump dijo que los cheques de estímulo de $600 dólares autorizados por el proyecto de ley eran demasiado pequeños y exigió que el monto aumentara a $2,000. El presidente también se opuso a partes del presupuesto del gobierno relacionadas con la ayuda exterior.

Aunque Trump no amenazó específicamente con un veto, sus comentarios tomaron por sorpresa a los legisladores de ambos partidos. Se esperaba que el presidente, que no participó en las conversaciones que llevaron al acuerdo bipartidista, firmara el proyecto de ley.

Cualquier retraso en la aprobación del proyecto de ley podría hundir a millones de estadounidenses en una crisis financiera: hasta 12 millones de trabajadores despedidos podrían perder sus beneficios de desempleo este sábado, una moratoria sobre los desalojos expirará a fin de mes y se suspendería la ayuda para la distribución de vacunas, la educación y la atención sanitaria.

Si Trump veta el proyecto de ley, el Congreso podría anularlo después de Navidad, ya que la medida fue aprobada por ambas cámaras con sólidas mayorías. El Congreso regresará a sesiones el próximo lunes para evitar un posible cierre del gobierno y anular el veto del presidente a un proyecto de ley anual de defensa.

Trump tiene la oportunidad de eliminar el paquete de ayuda mediante un “veto de bolsillo”. Los presidentes tienen una ventana de 10 días (excluidos los domingos) para firmar o vetar un proyecto de ley; pero Trump podría dejar que ese tiempo expire sin hacer ninguna de las dos cosas, agotando el tiempo hasta que comiencen las nuevas sesiones del Congreso el 3 de enero de 2021.

La sorprendente oposición de Trump al paquete presupuestal del próximo año y de estímulo económico para enfrentar al COVID-19, significa que el gobierno podría cerrar el martes, días antes de las elecciones de segunda vuelta en Georgia que determinarán la mayoría en el Senado.

Negociaciones de última hora, disgustos y divisiones

En un esfuerzo de último minuto por salvar el trato, los demócratas en la Cámara de Representantes intentaron el jueves aumentar el monto de los cheques de estímulo a $2,000 dólares y los republicanos en la Cámara intentaron que el Congreso revisara los aspectos de ayuda exterior del paquete presupuestal. Ambos movimientos, que tuvieron lugar en una breve sesión, fracasaron.

Si bien el Congreso podría anular potencialmente un veto presidencial, no está claro si lo haría. Y algunas disposiciones están diseñadas para mantener programas que podrían terminar en los próximos días mientras Trump decide si aprobará la legislación. Por ejemplo, hasta 12 millones de personas van a perder las prestaciones por desempleo el sábado.

Los demócratas han dicho que tienen la intención de impulsar un tercer proyecto de estímulo y el presidente electo Joe Biden ha dicho que presentará su propio plan apenas llegue a la Casa Blanca.

Las medidas de Trump han causado molestia entre congresistas republicanos y entre muchos gobernadores, que ya esperaban la ayuda para sus gobernados.

En entrevistas el miércoles y el jueves, los principales asesores de los gobernadores demócratas y republicanos dijeron que el enojo por la falta de una respuesta federal coordinada para combatir la pandemia había alcanzado un punto de ebullición durante las negociaciones.

“Honestamente, nunca he estado tan disgustado con el Congreso”, dijo el jefe de gabinete a un gobernador demócrata, en una nota publicada por The Hill. “Nos hemos estado tirando de los pelos durante meses. El gobierno federal no ha facilitado ni un solo paso del proceso para hacer frente a esta pandemia. Ni un solo paso “.

El jefe de gabinete, al igual que otros entrevistados para este artículo, pidió el anonimato para evitar enojar tanto a la administración Trump como a los republicanos del Senado, quienes han dicho que no considerarán nuevas ayudas a los gobiernos estatales y locales en futuros paquetes de ayuda.

“Cuanto más espere el presidente para firmar, más tardará el Departamento de Trabajo en sacar ese nuevo alivio”, dijo un alto asistente de un gobernador republicano. “Piense en todos los negocios dentro de una semana o dos después de decidir cerrar porque no hay una extensión del Programa de Protección a Salarios (PPP). El efecto de una mayor demora sería inmediato”.

También te podrían interesar:

La negativa de Trump a firmar legislación divide a los republicanos

Republicanos de la Cámara bloquean propuesta de Trump de dar cheques de $2,000

Los motivos electorales detrás de exigencia de Trump de dar cheques de estímulo más grandes