Por qué el trabajo remoto no es tan beneficioso para los trabajadores más jóvenes

Durante 2021, muchas empresas batallaron entre regresar a la oficina, mantener el trabajo remoto o agregar un modelo híbrido; para algunos expertos, los empleados menores de 30 años deberían estar en sus espacios de trabajo y no en casa

Hay algunas ventajas que los expertos sugieren que hay de ir a  la oficina, y que los más jóvenes podrían perderse con un trabajo remoto.
Hay algunas ventajas que los expertos sugieren que hay de ir a la oficina, y que los más jóvenes podrían perderse con un trabajo remoto.
Foto: Mateus Campos Felipe / Unsplash

Es posible que los trabajadores más jóvenes, cercanos a los avances tecnológicos, fueron los que más rápido se adaptaron y acostumbraron a las bondades del trabajo remoto cuando la pandemia de Covid-19 los llevó a sus casas. Y aunque en apariencia para muchos de ellos es lo mejor que pudo pasar en sus vidas, algunos expertos han detallado los aspectos en los que el home office resulta no ser tan beneficioso para los empleados en general, pero que afecta especialmente a la fuerza laboral juvenil.

Gallup, una empresa de encuestas y análisis, determinó en una investigación reciente que aproximadamente el 45% de los empleados a tiempo completo trabajaban parcial o totalmente de forma remota en septiembre de 2021. Es posible que estas cifras aumenten, luego de a finales de noviembre comenzará el aumento de contagios por la variante ómicron de Covid-19. Empresas como Google, Goldman Sachs, Chevron, entre otras, han retrasado o cambiados sus planes de regreso a la oficina.

Durante 2021, y en todo este periodo de “la gran renuncia” en Estados Unidos, en algunas encuestas, muchos empleados comentaron que una de las razones por las cuales decidían dejar su trabajo en busca de otro, era por mantener el home office en sus vidas. Aunque hay una variedad de edades que prefieren el trabajo remoto, son los más jóvenes los que encabezan la lista.

Lamentablemente para ellos, el ex director ejecutivo de AOL, Tim Armstrong, dijo en una entrevista reciente a The Information, que los empleados menores de 30 años podrían perderse “el ciclo de aprendizaje profesional más grande” de sus vidas y evitarían la construcción de su red al no ir a la oficina.

“Si tuviera un consejo para los jóvenes de 30 años: regresen al trabajo”, sentenció Armstrong. “Incluso si su empresa no le permite volver, cree su propio entorno de trabajo e invite a algunas personas”.

Durante 2021, las investigaciones mostraron que muchos empleados más jóvenes se sienten cada vez más desconectados y comprometidos con sus trabajos mientras trabajan desde casa.

Expertos como Peter Cappelli, profesor de la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania, consideran que los jóvenes profesionales tienen menos compromiso, menos compromiso con su organización y más aislamiento social mientras trabajan de forma remota, lo que los pone en desventaja para promociones y otras oportunidades de desarrollo profesional.

“Puedes ver cómo interactúan tus compañeros de trabajo, escuchar los chismes de la oficina y tener una idea más clara de las habilidades que valora la organización y la dirección en la que se dirigen”, asegura Cappelli.

Para este experto, la interacción presencial entre los colaboradores es un valor agregado que los más jóvenes pierden al momento de trabajar desde casa. Es posible que aquellos que apenas se integran al mundo laboral no se percaten de lo que pierden con el home office; pero los que ya hayan experimentado ambos ambientes, tienen mayor capacidad de elección y de crecimiento reconociendo las ventajas de estar en el espacio de trabajo.

Una encuesta de más de 500 estudiantes universitarios y recién graduados en julio de Generation Lab, una firma de investigación que rastrea las tendencias de los jóvenes, encontró que el 40% de los estudiantes universitarios y recién graduados prefieren el trabajo completamente en persona. En la misma encuesta, el 74% de los encuestados dijeron que extrañan tener una comunidad en la oficina mientras trabajan de forma remota, mientras que otros mencionaron la tutoría y los comentarios de los gerentes en persona como beneficios únicos de ir a la oficina.

Cappelli recomienda para aquellos que se decanten por el trabajo remoto que encuentren tiempo fuera de él para conectarse con colegas, como pueden ser reuniones sociales esporádicas. Es posible que este tipo de ejercicios te brinden lo mejor de los dos mundos: el trabajo desde casa y la conexión profesional de una oficina.

También te puede interesar:

• El trabajo remoto no siempre significa que puedas hacer tus labores desde donde quieras
• Trabajo remoto y home office: cómo acercarte a tu jefe para solicitarlo si no quieres regresar a la oficina
• Uno de cada cuatro de los trabajos mejor remunerados serán remotos para finales de 2022, según estudio