Trabajo remoto y home office: cómo acercarte a tu jefe para solicitarlo si no quieres regresar a la oficina

Muchas empresas están abiertas a la posibilidad de permitir el trabajo remoto, aunque debes valorar que podrían reducirte el salario y podrías perder oportunidades de crecimiento profesional

Antes de acercarte a tu empleador, debes valorar los pros y los contras de mantener un trabajo remoto.
Antes de acercarte a tu empleador, debes valorar los pros y los contras de mantener un trabajo remoto.
Foto: Magnet Me / Unsplash

La pandemia de Covid-19 permitió que trabajadores de distintas industrias, y que pudieron adaptar sus labores regulares, conocieran los beneficios del trabajo remoto. Ahora que muchos de los trabajos están regresando a sus áreas “normales”, hay muchos empleados que no quieren regresar a la oficina, por eso mismo les daremos algunos consejos para poder acercarse a su jefe y solicitar mantener el home office.

Según una nueva encuesta de LinkedIn, una cuarta parte de los empleados que trabajan desde casa no planean regresar a la oficina, incluso después de que su industria abrió con normalidad. Sólo el 34% de los trabajadores remotos a los que se les pidió que regresaran lo aceptaron y se prepararon para hacerlo.

Hay muchas compañías, sobre todo en el área de la tecnología como Apple, Facebook, Microsoft, entre otras, que han actualizado sus estrategias laborales, incluyendo beneficios de trabajo híbrido temporales o permanentes, según sus necesidades. Sin embargo, no todos los empleadores tienen esta apertura para mantener el trabajo desde casa como una posibilidad. Ante esta circunstancia, es posible que puedas acercarte con tu empleador para revisar las opciones que tienes de mantener el trabajo remoto.

En primera instancia, debes conducir la charla en torno a los beneficios de la empresa y no a los personales. Menciona aquellos puntos que refuercen que tu productividad es mayor estando en casa que en la oficina y susténtalo. Por ejemplo, puedes demostrar que los tiempos muertos de traslado son momentos en los que podrías realizar actividades que el propio trayecto te impedirían efectuar.

Según una encuesta reciente de Harris, aunque el 60% de las empresas aseguran que la popularidad del trabajo remoto dificulta la atracción y retención de talento, la mayoría permitiría que sus empleados sigan trabajando desde casa, incluso si la pandemia disminuye. Esto abre la puerta a la negociación entre los trabajadores y su empleador.

Pero también es cierto que no todas las compañías quieran o puedan ofrecer el trabajo remoto temporal, permanente o híbrido. Si bien muchos trabajadores que no pueden seguir trabajando desde casa han decidido renunciar, provocando que las compañías no puedan retenerlos, para los que no se pueden dar el lujo de perder su empleo, se ven presionados de regresar ante un recorte salarial. Por ejemplo, Facebook y Twitter han reducido los salarios de los trabajadores remotos, al igual que miles de empleados de Google que prefieren trabajar desde casa.

Entre los trabajadores remotos que ya han regresado a la oficina o se les ha pedido que lo hagan, LinkedIn descubrió que el 30% pidió un horario híbrido con trabajo remoto a tiempo parcial, el 16% buscó un nuevo trabajo en el que pudieran estar completamente remotos y el 8% lo dejó o está considerando hacerlo.

También debes contemplar si mantener un trabajo remoto va a ser la mejor decisión a largo plazo. Los empleados que estén en la oficina tendrán mayores oportunidades de crecimiento profesional en comparación con los que se queden en casa, ya que estarán cultivando sus relaciones profesionales, y sus jefes inmediatos les tendrán más confianza por encima de aquellos a los que nunca les ven la cara.

La pandemia de Covid-19 ha tenido un repunte en sus contagios, por lo que tampoco podemos perder de vista que muchos trabajadores no regresan a sus áreas de trabajo por el miedo a enfermar. Éste también puede ser un punto de negociación con tu empleador.

Antes de cualquier acercamiento, debes poner en la balanza los pros y los contras de mantener un trabajo remoto. Si bien puedes estar al pendiente de tu familia y de otras necesidades del hogar, hablando en lo profesional, podrías perderte de muchos beneficios que se mantienen al regresar a la oficina. Aunque la última decisión no puedas estar en ti, sino en tu empleador, es algo que debes considerar antes de solicitarlo.

También te puede interesar:

• 5 consejos prácticos para conseguir un trabajo desde casa
• Las 5 mejores empresas en Estados Unidos para trabajo remoto
• Trabajo remoto: las cosas 5 cosas que debes saber si quieres trabajar desde otro país