¿Por qué no escuchan a los expertos para decidir qué auto comprar?

La mayoría de los que piden consejos ya tienen sus propias respuestas

La compra de un automóvil es muchas veces una decisión poco racional. Pero debería serlo.
La compra de un automóvil es muchas veces una decisión poco racional. Pero debería serlo.
Foto: Mazda / Cortesía

Volvió a pasar. Otra amiga me pidió un consejo para elegir un auto nuevo y como me ha pasado en la mayoría de los casos similares, cuando averigüé un poco, ella ya tenía la respuesta.

Este artículo ya lo he escrito antes, pero vale la pena repetirlo, con los nuevos detalles de este caso.

El “consejo” era para su hija, quien está a punto de graduarse como abogada y comprar su primer auto nuevo.

Desconozco – y no quiero averiguar – si tiene deudas de préstamos estudiantiles, si tiene buen récord de crédito o historial de manejo y mucho menos, cuánto gana en su actual empleo como asistente en un bufete de abogados.

Cuándo intenté empezar a dar opciones de autos nuevos con excelente nivel de calidad y precio, pero que no pertenecen a las marcas de lujo, o uno usado cuyo valor ya se ha depreciado lo suficiente para hacerlo accesible a un presupuesto modesto, el semáforo se puso en rojo … sin pasar por la luz amarilla.

“Ella quiere un Mercedes-Benz nuevo”, dijo mi amiga. “También estaba viendo un BMW, pero le gusta más el Mercedes”.

Mercedes-Benz E 450 4MATIC Cabriolet. / Foto: Mercedes-Benz
Mercedes-Benz E 450 4MATIC Cabriolet. / Foto: Mercedes-Benz

Seguramente, “el Mercedes“ también le gusta a las amigas de su hija y a los vecinos y potenciales clientes, quienes por supuesto, no son quienes van a pagar el pago inicial “down payment”, los “dealer fees”, el registro, la chapa, la cuota mensual del lease, la póliza del seguro, la gasolina, las reparaciones y todos los otros costos que la mayoría de los consumidores pasa por alto al tomar una de las decisiones más importantes en su vida financiera.

· Leer más: Los 4 grandes problemas al financiar un auto

Esto es lo que pasa en ciudades como Miami – la capital mundial de los millonarios que ganan $40,000 al año -, donde la apariencia cuenta más que la realidad del presupuesto.

El problema radica en que los compradores primerizos son mucho más vulnerables a los mensajes de mercadeo de las marcas y, por su falta de experiencia, pueden tomar decisiones que, con el paso del tiempo, produzcan consecuencias financieras adversas en el mediano y largo plazo.

Lease vs. auto usado

Por ejemplo, el atractivo de un lease – arrendamiento -, es que se puede “comprar” más auto por menos dinero, lo que es cierto, pero también es cierto que al final del contrato – pongamos como ejemplo el lease promedio de 36 meses -, el consumidor tendrá 0 en el balance de la plusvalía y, más importante, la necesidad de repetir el ciclo; es decir, otro pago inicial, otro registro, otra póliza de seguro, etc., etc., etc.

Por el contrario, en el hipotético caso de que la hija de mi amiga se conformara por ahora con un auto usado de 3 a 5 años de antigüedad, del que no tuviera deuda alguna en 36 meses y que lo pudiera seguir manejando un par de años más para finalmente poder comprar el Mercedes nuevo, una vez que su carrera de abogada esté más encaminada y disponga de un presupuesto más generoso, las consecuencias financieras serían menos adversas.

Así que no es por arrogancia o falta de ganas de cooperar, pero lo cierto es que mi experiencia de más de 20 años como crítico de autos nuevos no sirve de nada cuando no soy yo quien tiene que pagar las cuentas.

Para mí sería muy simple recomendar el más nuevo, el más potente, el más lujoso, porque al final no seré yo quien tenga que hacer frente a todos los gastos. Es muy fácil gastar el dinero ajeno.

Pero los que piden consejo muy raramente escuchan.

Mazda CX-3 Sport
Mazda tiene modelos nuevos con buena relación calidad-precio. / Foto: Mazda

Por ejemplo, ¿será relevante para la hija de mi amiga que por primera vez en su historia, Mazda quedó en el No. 1 de las marcas recomendadas por la revista Consumer Reports?

O que los modelos de Mazda hayan recibido la máxima calificación de seguridad en las pruebas de los organismos oficiales e institutos independientes, y fue nombrada en el No. 1 por cuarto año consecutivo como la marca con el mejor promedio de rendimiento de gasolina en todos sus modelos, a pesar de que la marca japonesa no tiene en su gama de modelos ningún híbrido, Plug-in Hybrid o 100% eléctrico.

Lo más probable es que no, porque ella quiere “un Mercedes nuevo”.

2017 Mercedes-Benz SL450
2017 Mercedes-Benz SL450. / Foto: Mercedes-Benz