Por qué valdría la pena “presentarte en quiebra” frente al estado si estás en aprietos económicos

Presentarte en quiebra no significa que ya eres la persona más pobre del mundo, lo que en realidad implica es el proceso legal que permite reducir o eliminar las obligaciones que tienen las personas y las empresas para pagar sus deudas.

Por qué valdría la pena “presentarte en quiebra” frente al estado si estás en aprietos económicos
Te explicamos lo que significa declararse en quiebra.
Foto: Wunderstock

Pensar en la quiebra no es algo dentro de lo que quisiéramos estar, sin embargo, pasa y tal vez más veces de lo que creemos. Puede que en este momento te encuentres en una situación complicada o puede que no, pero siempre es bueno que sepas cómo debes de actuar en el caso de que te encuentres ante una quiebra.

Presentarte en quiebra no significa que ya eres la persona más pobre del mundo, lo que en realidad implica es el proceso legal que permite reducir o eliminar las obligaciones que tienen las personas y las empresas para pagar sus deudas.

Es por eso que, ante la actual crisis económica provocada por el coronavirus, hemos visto como muchas empresas, grandes imperios, se han declarado en quiebra, pero que, a la par siguen funcionando con sus negocios abiertos.

La quiebra no significa que cierran de manera definitiva sus comercios, sino que, se han declarado imposibilitados de pagarle a sus acreedores.

Ante este panorama, se han establecido diferentes tipos de quiebra que aplicarán de acuerdo a los distintos casos.

La primera de ellas, explica Money US News, es la que implica una liquidación. Esto significa que por lo menos la mayoría de tus deudas serán perdonadas, y decimos la mayoría porque el pago de impuestos y de préstamos estudiantiles jamás serán condenados bajo ninguna circunstancia.

El llamado capítulo 13, dentro de los formatos de quiebras, establece que las deudas serán liquidadas, pero en plazos previamente establecidos, es decir, en tiempos que van entre los 3 y los 5 años.

Por su parte, el nombrado capítulo 11 se aplica más para las compañías, empresas y negocios.

El capítulo 12 está destinado a los dueños de granjas familiares o si llevas a cabo un trabajo de pescador.

También existe la quiebra para aquéllos que son extranjeros y que viven en Estados Unidos y la quiebra para los alcaldes o ciudades que estén ahogadas económicamente.

Según los expertos consultados por Money US News, es aconsejable declararte en quiebra cuando las deudas están por arriba de tu cabeza y no ves la salida para pagarlas, ni a corto ni a mediano plazo.

Además, el proceso tarda entre cuatro a seis meses y lo que los expertos opinan es que hay que buscar otras alternativas antes de declararse en quiebra, una de ellas podría ser tratar de negociar con los acreedores los tiempos y formas de pago.

También podrías buscar asesoría con organizaciones sin fines de lucro, en las cuales te brindan consejos sobre cómo manejar tus finanzas y pagar las deudas de una manera accesible para ti.

Ahora si sigues con la idea de declararte en quiebra, es mejor que lo hagas de la mano de un abogado, aunque si bien puedes hacerlo sin la ayuda de uno, siempre es mejor estar acompañado de los expertos en cuestiones legales.

¿Cuáles son los pasos?

  • Hacer una lista de los acreedores, incluyendo sus direcciones, monto que se adeuda y tus activos
  • La Corte te exigirá un pago como tarifa de presentación para declararte en quiebra
  • Llenar los formularios respectivos

***

También te puede interesar:

-Cómo y cuándo recibirás reembolsos por parte del IRS por el pago de impuestos

-Qué debes de considerar si quieres presentar tu declaración de impuestos antes de Navidad

-¿Qué pasa con tus días de vacaciones que no has usado?

-Seguro de Vivienda vs Seguro para Inquilinos: en qué se diferencian y cuál me conviene más

-El secreto para llevar el pago de impuestos al mínimo