Seguro médico, cuentas FSA y de jubilación: los tres movimientos financieros que deberías hacer en diciembre en EE.UU.

Inscribirte a una cobertura de seguro médico, aprovechar los fondos de tu cuenta de gastos flexible (FSA) y aumentar tus contribuciones a una cuenta de jubilación es lo mejor que podrías hacer en diciembre, antes de que termine este año

Cuentas FSA

Desperdiciar dinero en las cuentas de gastos flexibles (FSA) en esta inflación, puede ser un doble golpe a tu bolsillo antes de que termine 2022. Crédito: Shutterstock

Ya estamos en diciembre. Podríamos decir que, como cada ciclo, debemos blindar nuestro dinero para no desfalcarnos el año entrante, en este caso, durante el 2023. No obstante, si no sueles hacerlo en el pasado, en esta ocasión, te recomendamos no dejar pasar estas recomendaciones, ya que la inflación ha hecho que tu dinero valga menos. ¿Quieres hacer que valga más? Estos 3 movimientos inteligentes en tu seguro médico, tu cuenta FSA y de jubilación harán que cada dólar sea importante para sacarle mayor provecho el próximo año.

1. Inscríbete a una cobertura de seguro médico para 2023

Desde el primer día de noviembre, inició el periodo de inscripción a un seguro médico por medio del mercado privado para conseguir una cobertura a bajo costo por medio de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), conocido por muchos como Obamacare.

Si no has hecho este movimiento durante el pasado mes, debes saber que la fecha límite de inscripción para Medicare es el 7 de diciembre (para personas mayores de 65 años), mientras que el último día para conseguir cobertura de seguro médico durante todo el próximo año por medio del mercado de seguros es hasta el próximo 15 de diciembre.

No obstante, hay un periodo de gracia para obtener un seguro médico. Puedes inscribirte después del 31 de diciembre y hasta el 15 de enero de 2023, sólo que la cobertura de tu plan entrará en vigor a partir de febrero de 2023.

Según estimaciones del gobierno, alrededor de 14 millones de personas están inscritas en un plan de Obamacare a través del mercado de healthcare.gov. Muchos de estos beneficiarios volverán a ser elegibles para subsidios sólidos este año gracias a una extensión reciente de las reglas de la era de la pandemia que hacen que los planes de Obamacare sean más asequibles para quienes se encuentran dentro del 400% de la línea de pobreza federal (eso es $54,360 dólares para una sola persona).

Si actualmente tienes cobertura de Obamacare y no haces nada durante la inscripción abierta, es probable que se vuelva a inscribir automáticamente en tu plan actual (o posiblemente en un plan similar si tu plan actual no se ofrecerá en 2023).

2. Aprovecha tu cuenta de gastos flexibles (FSA)

Muchos trabajos ofrecen cuentas de gastos flexibles (FSA), como un beneficio para a la atención médica de sus empleados. Las FSA permiten a los titulares de cuentas ahorrar hasta $2,850 dólares de dinero antes de impuestos en 2022 para usarlos en gastos médicos que califiquen, como copagos y recetas, así como muchos artículos que encontrará en su farmacia local.

Pero más allá de la cantidad que logres ahorrar, a esta cuenta se le conoce como “úsalo o piérdelo”. Es decir, tienes que usar este dinero antes de la fecha límite, que en la mayoría de los casos es de 31 de diciembre, porque si no lo haces, ese dinero no se acumula y se elimina para el siguiente ciclo.

Un análisis realizado por Money encontró que la regla de úsalo o piérdelo hace que los trabajadores pierdan más de $3 mil millones de dólares de la FSA por año. Una manera de ocupar los fondos sobrantes de tu cuenta antes de la fecha límite es por medio de la tienda FSA.

Para sacarle el mejor provecho a las contribuciones de la FSA, calcula cuidadosamente tus gastos de atención médica por adelantado cada año y contribuye sólo lo que esperas usar.

3. Maximiza tus contribuciones para las cuentas de jubilación

Si quieres sacarle mayor provecho a tus dólares, los pocos que te sobren ante esta inflación, mételos a tu cuenta de jubilación o de ahorro para la universidad, ya que ganas en dos aspectos: inviertes para tu retiro y reduces tu factura de impuestos.

Maximizar tus contribuciones para la jubilación es uno de los movimientos de ahorro más inteligentes que puede hacer. En 2022, el límite de contribución para los planes 401(k) y 403(b) es de $20,500 dólares. Si tiene 50 años o más, puede hacer lo que se llama “contribuciones de recuperación” de hasta $6,500 dólares, para un total de $27,000 dólares.

El último día para realizar aportes hasta ese monto es el 31 de diciembre.

Para maximizar tus contribuciones, debes comunicarte con tu empleador para averiguar cuánto has contribuido ya este año, restar esa cantidad de $20,500 dólares (o $27,000 dólares si tienes 50 años o más) y luego contribuir tanto como puedas para esa diferencia. Recuerda que el dinero para depositar a tus cuentas 401(k) o 403(b) debe provenir de tu(s) cheque(s) de pago, así que acércate con el departamento de recursos humanos o administrador de tu cuenta para aumentar la cantidad que se canaliza a tus ahorros.

También te puede interesar:

• Sin seguro médico: los 10 estados de EE.UU. donde la mayoría de las personas no tienen
• A cuánto aumentarán las contribuciones de las cuentas IRA y los planes de ahorro 401(k) en 2023
• Tres cosas que debes tener en cuenta antes de reducir las contribuciones para tus planes de jubilación IRA o 401(k) en EE.UU.

En esta nota

cuenta FSA Plan 401(k) seguro médico

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain