Los 8 consejos para comprar una casa que ya son obsoletos en Estados Unidos

Comprar una casa es una decisión personal, por lo que cada proceso es distinto uno de otro, así que los consejos que sirven para algunos no necesariamente funcionarán para otros

Comprar una casa no es sencillo, y hay veces que los consejos de buena voluntad pueden complicarlo más.
Comprar una casa no es sencillo, y hay veces que los consejos de buena voluntad pueden complicarlo más.
Foto: Shutterstock

Comprar la primera casa de nuestras vidas nunca ha sido sencillo, ni hace años ni ahora. Nuestros familiares y amigos siempre tratarán de brindarnos los mejores consejos posibles. Lo malo es que no toman en cuenta que cada compra es distinta y lo que les funcionó a ellos no quiere decir que se adapte necesariamente a tus circunstancias. Debes saber discriminar de todas las sugerencias que te llegarán, por eso te mostramos los 8 consejos para comprar una casa que ya son obsoletos en Estados Unidos. Sólo no seas cruel, agradece el detalle y sigue tu camino con tus propias decisiones.

1. Todos deberían comprar una casa

Muchas familias de origen latino tienen la costumbre de pensar que todos deberían comprar una casa. Si te dejas guiar por esos consejos, lo único que ocasionarás es ejercerte una presión financiera que quizás no te corresponde. No todos deberían comprar una casa. Tal vez tienes un trabajo que te obliga a mudarte constantemente, por lo que establecerte no es una opción ni mucho menos comprar una casa.

2. Alquilar es un pozo sin fondo

Aunado al punto anterior, es posible que hayas escuchado que alquilar es un pozo sin fondo, una forma de tirar el dinero… para ellos. Hay personas que prefieren tomar los ahorros que les ofrece un alquiler en comparación con lo costoso que puede salir una hipoteca y dedicar todo ese dinero a acumular experiencias en viajes y estilo de vida. No todos deberían comprar una casa y no todos quieren hacerlo.

3. La primera impresión de una casa es lo que cuenta

Cuando buscas la casa de tus sueños, puedes perder mucho dinero si sólo te guías por la vista. Es posible que veas una hermosa fachada y por dentro tenga varios desperfectos que pases por alto. También puedes perder dinero con una buena casa de inversión, bien ubicada, funcional, con proximidad a comodidades y buena luz natural, que desprecias sólo por cómo se veía.

4. Las casas de un piso son mejores que las de dos pisos

Este es un gran ejemplo del peligro de centrarse en un solo detalle cuando lo importante es la imagen global. Quizás para personas mayores es lógico pensar en una casa de un piso. Sin embargo, en los mercados donde la tierra es limitada y costosa, las casas con más pisos pueden ser más asequibles para las familias. La casa puede ser más grande en un lote más pequeño.

5. No uses al corredor de un comprador

Es cierto que hay un riesgo de tener un conflicto de intereses al contratar al corredor de un comprador. No obstante, comprar una casa sin corredor puede ser más costoso que tener a un profesional que pueda venderte una casa un poco más elevada de lo que esperabas. Sólo recuerda, al final, la decisión es tuya y puedes solicitarle buscar otras opciones más asequibles a tu bolsillo.

6. Los préstamos de tasa ajustable deben pagarse más rápido

Las hipotecas de tasa ajustable son préstamos que comienzan con una tasa fija y luego fluctúan con base en el contexto del mercado. El problema es que muchas personas no conocen bien cómo funcionan este tipo de préstamos. Las ARM, como también se les conoce, tienen una tasa fija durante siete años, de ahí la confusión; pero duran 30 años. Durante los 23 años restantes, el interés puede subir o bajar.

7. Respeta la regla de ingresos del 36%

Limitar la casa y la hipoteca que puedes pagar al 36% de los ingresos no siempre es necesario. Los índices de vivienda que tienen en cuenta los impuestos, el seguro y el capital del préstamo y los intereses divididos por el ingreso calificado mensual pueden llegar al 49.99 % para los préstamos convencionales y al 46.99% para los préstamos de la Administración Federal de Vivienda (FHA). No obstante, debido a que la vida cada vez es más cara, lo más recomendable es que en la suma de todos tus gastos de vivienda no superen el 30%.

8. Compra la peor casa en el mejor vecindario

Muchas personas a tu alrededor desean que mejores financieramente y puede ser que te aconsejen comprar la peor casa en el mejor vecindario, ya que según ellos, podrías tener una buena perspectiva de inversión. Sin embargo, ellos no serán los que deben correr con los gastos; tú sí. Muchos de estos vecindarios pueden tener altos impuestos y el pago de una asociación de propietarios (HOA).

También te puede interesar:

• Qué pasa cuando dejas de hacer un pago de tu hipoteca
Cómo cancelar un seguro hipotecario privado en Estados Unidos
• Qué es una refundición hipotecaria para reducir tus pagos mensuales en Estados Unidos