Los mejores consejos que puedes brindarle a tus hijos para su independencia financiera (y que deberías hacerlos también)

No hay mejor lección que la que se da con el ejemplo

Cuando los hijos son pequeños pueden comenzar las lecciones, pero la independencia llegará cualquier día.
Cuando los hijos son pequeños pueden comenzar las lecciones, pero la independencia llegará cualquier día.
Foto: Pixabay

Hay un momento en que los hijos tendrán que comenzar a desprenderse de su familia. A pesar de los conocimientos que adquieren en la escuela, entre sus compañeros y sus propias circunstancias de vida, nuestros vástagos siempre requieren de la guía de los padres, más si hablamos de cuestiones financieras. Para brindarles las mejores herramientas, no hay mejor consejo que no se dé con el ejemplo, por eso aquí algunas ideas.

Enséñale a hacer un presupuesto

Tal vez esta palabra sea incluso nueva para ustedes. Esto no quiere decir que no lo hayan hecho nunca o su método no sea funcional, pero aprender y enseñar cómo hacer un presupuesto, para alguien joven que va a comenzar a vivir fuera del universo de sus padres, podría ser primordial.

Una buena idea presupuestaria es pensar en los ingresos en un 100% y que los gastos primordiales como pago de alquiler, comida, servicios públicos, transporte, entre otros necesarios, no superen el 60% del total. Un 20% sea para ahorrar y el otro 20% restante puede ser para tus deseos.

Que aprendan a crear una red de seguridad (ahorros)

Si tal vez desde niños les inculcaste el hábito del ahorro, ya tienes un tramo avanzado. Pero aunque no lo hayas hecho, nunca es tarde. Su independencia financiera es una buena oportunidad para que entiendan la importancia de generar una red de seguridad monetaria con base en el ahorro. Dentro de este “curso intensivo” deben aprender sobre:

  • Fondos de emergencia: ahorrar una cantidad similar a tres o seis meses de gastos regulares. Tal como su nombre lo indica, es para fuertes gastos imprevistos.
  • Cuentas de seguro: seguro para inquilinos, seguro médico, seguro de vida. Tal vez sean muchas las opciones de seguros con los que se va a encontrar en la vida, pero conocerlos y saber cuáles son los que más pueda necesitar, va a ser primordial para cuidar sus finanzas de la mejor manera.
  • Jubilación: cuanto antes tus hijos comiencen a ahorrar, más tiempo tendrán para que su dinero crezca. Si obtienen un 401(k) a través del trabajo, es una buena idea contribuir al menos lo suficiente para que la empresa lo iguale. A medida que ganan más dinero con el tiempo, pueden aumentar lentamente sus contribuciones.
  • Saber cómo usar el crédito

    Tal como lo señala Northwestern Mutual, hay deuda buena y deuda mala. Las deudas incobrables suelen ser deudas con intereses altos que ofrecen poco valor a largo plazo. Esto incluiría cosas como saldos de tarjetas de crédito. La deuda buena tiende a tener tasas más bajas y, por lo general, ayuda a pagar algo que proporcionará un valor continuo. Una hipoteca, por ejemplo, puede ayudarte a comprar una casa que probablemente aumente de valor con el tiempo.

    Pero también es importante dejar en claro que el buen manejo de las deudas malas es lo que te permite aspirar a las deudas buenas con mejores tasas de interés.

    También te puede interesar: