Tarjeta de crédito en Estados Unidos: porqué conviene tener una, cómo obtenerla y cuáles son las advertencias a la hora de usarla

Muchos temen tener una tarjeta de crédito, pero te brinda oportunidades de crecimiento financiero a los que no podrías optar sin ellas

Tarjeta de crédito en Estados Unidos: porqué conviene tener una, cómo obtenerla y cuáles son las advertencias a la hora de usarla
Muchas personas temen adquirir una tarjeta de crédito, pero sin ella no podrías crecer financieramente en el país.
Foto: Remundo / Wunderstock

Las tarjetas de crédito son un medio de adquisición muy popular en Estados Unidos. Nuestro país es uno de los que tienen más plásticos en circulación. Muchos le tienen miedo, otros respeto; pero sobre todo una tarjeta de crédito proporciona crecimiento financiero a las personas. Te decimos porqué te conviene tener aunque sea una tarjeta, cómo puedes obtenerla y cuáles son las advertencias que debes tener presente a la hora de usarla.

“Somos en buena parte una sociedad basada en el crédito”, le asegura a BBC Mundo Adam Levin, presidente y cofundador de Credit.com, una empresa especializada en educar al público sobre el manejo de su crédito. 334 millones de tarjetas de crédito reportadas por la Reserva Federal refuerzan la idea de Levin.

Muchas personas que llegan al país para residir el resto de su vida o por lo menos un largo periodo de tiempo temen adquirir alguna tarjeta de crédito por el miedo de endeudarse, pero abrir una línea de préstamo no debería ser sinónimo de tener problemas ese tipo.

¿Por qué te conviene tener una tarjeta de crédito?

Tener una tarjeta de crédito en Estados Unidos te da la oportunidad de crear historial de crédito y crecimiento dentro del país. Muchos de los servicios y productos a los que puedes acceder requieren no sólo de que tengas crédito, sino que tengas uno bueno. Tener crédito te permite construir riqueza.

El crédito es importante en toda la nación casi a cualquier nivel, puede determinar tu capacidad para alquilar o comprar un auto, rentar una habitación de hotel, comprar una casa, tener una vivienda de alquiler en las mejores ciudades y hasta para aspirar a un trabajo. No sólo eso, cuando quieras acceder a un préstamo más costoso como lo es una hipoteca, puedes obtener tasas de interés más bajas conforme tu informe se acerque a la excelencia.

El puntaje de crédito es la medida por la cual prestamistas y compañías pueden revisar tu capacidad para solventar las deudas y cómo lo haces. Si tus números son bajos, generas desconfianza, pero conforme avances en tu crédito y lo aumentes, más posibilidades de crecimiento tendrás. El puntaje refleja, entre otros factores, la puntualidad en el pago de las obligaciones crediticias, el número de deudas que tienes, su magnitud y el tiempo que llevas construyendo tu historial de crédito.

Además, en Estados Unidos existe gran variedad de tarjetas de crédito, por lo que no sólo te permite cimentar tu historial crediticio y tener crecimiento financiero, sino que puedes obtener promociones exclusivas. Los emisores suelen tener alianzas comerciales con tiendas y compañías para tener ofertas preferenciales. También hay tarjetas que te pueden ofrecer puntos, millas o devoluciones en efectivo por cada compra que realices, dependiendo del tipo de plástico que tengas y tus propias necesidades.

Tener uno de estos plásticos en tu cartera suelen ser de gran ayuda para solventar accidentes costosos y que te podrían tomar desprevenido sin el efectivo suficiente.

¿Cómo obtener una tarjeta de crédito?

La mayoría de los emisores te van solicitar cumplir con los siguientes requisitos para poder abrir una línea de crédito a tu nombre:

• Ser mayor de 21 años (o más de 18 años con aprobación de los padres)
• Tener un número de Seguro Social
• Comprobación de ingresos
• Tener un buen historial crediticio

Esta información es necesaria para poder llenar una solicitud sobre una tarjeta de crédito. En algunos casos, el número de Identificación Individual del Contribuyente (ITIN) puede suplir el número de Seguro Social. Asimismo no es necesario mostrar todos tus ingresos, sólo aquellos que te permitan pagar tu tarjeta de crédito o que por lo menos no estén comprometidos con otras instancias como lo es el pago de alguna pensión alimenticia.

Para el caso del historial de crédito, los tarjetahabientes de primera ocasión pueden optar por tarjetas de crédito aseguradas para iniciar. Este tipo de tarjetas requieren de un depósito inicial, que funge como seguro y límite de crédito, para comenzar a generar tu historial crediticio.

De acuerdo con MoneyUnder30, las solicitudes para sacar una tarjeta de crédito necesitan que registres:

• Nombre completo
• Fecha de nacimiento
• Número de Seguro Social
• Ingreso bruto anual
• Situación de la vivienda (si eres propietario o inquilino)
• Pago mensual de vivienda
• Tiempo en la residencia actual
• Tu firma y la fecha de la solicitud

¿Cuáles son las advertencias de usar una tarjeta de crédito?

La mayor advertencia es evitar endeudarte. Debes recordar que una tarjeta de crédito no es tu dinero, es un préstamo con altas tasas de interés. Debes darle un uso responsable a tu plástico para evitar que tengas problemas financieros posteriores o incluso complicaciones con la ley.

Tal como lo señala Investopedia, muchas compañías ofrecen una tasa de introducción de 0% APR, pero debes contemplar que al finalizar el periodo promocional, generalmente entre nueve y 15 meses, los cargos financieros reales entrarán en acción. Debes tener control de tus compras y saber manejar tu deuda en todo momento.

Aunque realizar pagos mínimos a tus facturas mensuales de la tarjeta de crédito evita que tengas recargos, multas y problemas legales, no es lo más recomendable. Lo mejor siempre es pagar más allá del pago mínimo puesto en tu factura para que termines pronto de liquidar tus deudas.

Si pagas tus saldos antes del cierre de mes de tu facturación, entonces evitarás pagar intereses por tus compras. Pero aun cuando no pagues intereses por tus compras y liquidaciones, debes contemplar que muchas de las tarjetas manejan tarifas anuales, por lo que incluso aunque no las ocupes, tendrías que pagarlas.

También te puede interesar:

• ¿Cómo calculan los bancos tu deuda de la tarjeta de crédito? Hazlo tú mismo y paga menos intereses
• ¿Qué pasa con la deuda de una tarjeta de crédito cuando mueres?
• Por qué es mejor para tu puntaje de crédito no pagar por completo el saldo de tu tarjeta de crédito cada mes