Si tienes un ahorro, dónde invertir el dinero sin mucho riesgo en Estados Unidos: 5 recomendaciones para empezar a hacerlo

Aunque hay algunas opciones de inversión que podrían requerir de una fuerte cantidad de dinero, hay otras que son mucho más asequibles a cualquier presupuesto

Invertir no es tan difícil como parece, sólo es importante que tengas claro hacia dónde quieres hacer crecer tu dinero.
Invertir no es tan difícil como parece, sólo es importante que tengas claro hacia dónde quieres hacer crecer tu dinero.
Foto: Liza Summer / Pexels

Existen muchos mitos entre el grueso de la población estadounidense acerca de la inversión. La gran mayoría de las personas piensa que es un lujo que sólo los millonarios se pueden dar. Sin embargo, si algo hace grande a este país, es la oportunidad que tienes de hacer crecer tu dinero en un sinfín de formas, incluido invertir. Si has logrado tener un ahorro sustancioso y quieres hacerlo crecer, te vamos a dar 5 recomendaciones para lograrlo.

1. Cuentas de inversión

En Estados Unidos existen diferentes cuentas de inversión particulares que sirven para objetivos específicos y que hacen crecer tu dinero con el tiempo. Son una de las formas más sencillas y menos complejas de invertir, porque muchas de éstas tienen un plazo que dura predeterminadamente y con los tipos de riesgos que estipules previamente. Nos referimos a los tipos de cuentas como las 401(k) o IRA para la jubilación, las cuentas FSA o HSA para la salud o los planes 529 para la educación.

Cada una de las cuentas de este tipo tienen sus propias características. Por ejemplo, una cuenta para la jubilación te permite retirar fondos hasta cumplir una cierta edad, sino obtienes multas; y las cuentas para la salud o para la educación sólo te autorizan utilizar ese dinero para lo que están hechas, gastos médicos o para la universidad.

2. Acciones individuales

Cuando las empresas comienzan a tener un crecimiento o buscan ampliar su espectro de mercado, se hacen públicas para ofrecer acciones a los inversores y así recaudar capital para iniciar, expandir o hacerla crecer. Estas acciones son las conocidas como acciones individuales. Y significa que al comprar acciones obtienes un porcentaje de propiedad de esa compañía. El precio de inversión varía dependiendo de cada compañía, pero es claro que entre más acciones tengas, mayores pueden ser los dividendos que te correspondan como accionista.

3. Fondos mutuos

Un fondo mutuo es una compañía que agrupa el dinero de muchos inversores y los invierte en valores como acciones, bonos y deuda a corto plazo. Si quieres verlo así, es una forma de compra de acciones compartidas, donde cada acción representa la propiedad parcial del inversionista del fondo y los ingresos que genera.

Una de las grandes ventajas que tienen los fondos mutuos, es que hay una gerencia profesional que hace la investigación por ti, seleccionan los valores y supervisan el rendimiento. Al ser una forma de inversión grupal, se suele invertir en una variedad de empresas e industrias, diversificando tu cartera y reduciendo el riesgo si una empresa falla.

Además los fondos mutuos son asequibles, ya que el monto de inversión en dólares es relativamente bajo para la inversión inicial y las compras posteriores.

4. Fondos indexados

Es un tipo de fondo mutuo cuyas participaciones coinciden o rastrean un índice de mercado particular. Esto quiere decir que tú no inviertes dinero en acciones de las compañías de manera directa, sino a través de un índice que represente a varias compañías en su conjunto, por lo que el riesgo se minimiza.

El índice Standard & Poor’s 500 (S&P 500) es el fondo indexado más popular en el mercado debido a que representa a 500 de las compañías más grandes de Estados Unidos, por lo que si bien la ganancia puede no ser tan alta, la hace más segura ante los ojos de los inversionistas de primera vez.

5. Fondo cotizado en la bolsa (ETF)

El Exchange Traded Fund es un conjunto de valores que se compran o se venden a través de una empresa de corretaje en una bolsa de valores y pueden ir en toda clase de activos, desde inversiones tradicionales hasta activos alternativos como productos básicos o monedas.

En los últimos años, los fondos cotizados han tenido mayor popularidad entre los inversores individuales, por la facilidad que brinda tener una empresa de corretaje manejando tu cuenta, sin tanto riesgo.

También te puede interesar:

• Por qué Bill Gates no cree que sea buena idea invertir en criptomoneda
• ¿Es seguro usar aplicaciones como Robinhood para hacer inversiones?
• Cuáles son los típicos errores de inversión que cometen los novatos