Cómo obtener ayuda financiera si eres inmigrante indocumentado y no recibiste un tercer cheque de estímulo

Aunque las familias de los inmigrantes indocumentados podrían recibir su tercer cheque de estímulo, aquellos que son solteros pueden recurrir a otro tipo de instancias para obtener dinero

Los inmigrantes indocumentados excluidos del tercer cheque de estímulo, podrían obtener más dinero con estas opciones.
Los inmigrantes indocumentados excluidos del tercer cheque de estímulo, podrían obtener más dinero con estas opciones.
Foto: Wunderstock

A pesar de los esfuerzos legislativos de la mayoría de los demócratas por incluirlos, los inmigrantes indocumentados quedaron fuera del tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares. Si bien las familias de estatus mixto y los niños estadounidenses de padres inmigrantes van a poder reclamar sus pagos, los trabajadores individuales con este estado migratorio y sin este tipo de núcleo familiar consanguíneo no van a tener opción de alivio gubernamental. Para todos ellos, existen opciones privadas de las cuales puedes obtener ayuda financiera si así lo requieres.

Una familia de estatus mixto es aquella conformada por un ciudadano(a) estadounidense o residente legal con número de Seguro Social y un inmigrante indocumentado. Este tipo de familias fueron excluidas de la primera ronda de pagos y contempladas hasta el segundo al igual que en el tercero.

En el caso de los hijos estadounidenses de inmigrantes indocumentados, no pudieron obtener sus respectivos pagos como dependientes de ninguna de las dos rondas pasadas, aun cuando sus padres declaren impuestos con su número de identificación del contribuyente individual (ITIN). En esta ocasión, aunque los trabajadores indocumentados no puedan obtener su cheque de $1,400 dólares, sí pueden reclamar el de cada uno de sus hijos dependientes.

Pero todavía hay un enorme grupo de inmigrantes indocumentados que, a pesar de que pagan impuestos en Estados Unidos, como no tienen una familia legalizada en el país, no podrán cobrar ningún cheque de estímulo. Para ellos, tenemos las siguientes opciones:

1. Tarjeta de crédito con 0% APR

Si tus necesidades no son tan graves y sabes que tu situación financiera podrá mejorar en el corto plazo, a pesar de no ser incluido en un tercer cheque de estímulo, es posible que puedas sacarle provecho a las tarjetas de crédito con una tasa de interés anual (APR) introductoria del 0%. La tarjeta podrá ayudarte a cubrir tus gastos básicos hasta recuperar tu equilibrio financiero, con la posibilidad de pagar tu saldo antes de que finalice el periodo promocional y así evitar pagar intereses sobre la cantidad de crédito que hayas ocupado.

La ventaja de tener una tarjeta de crédito con 0% APR es que acotas tu capacidad de gasto sólo a tus necesidades. Cuanto menos dinero ocupes en tu plástico, mayor será la probabilidad de que puedas pagar el saldo antes de que expire la promoción y te cobran intereses.

2. Préstamo personal

Por el contrario, si tus necesidades financieras son más grandes, puedes solventar un plazo fijo a largo plazo, independientemente de tu presente y futuro financiero a corto plazo, entonces un préstamo personal es tu opción. Te brinda acceso rápido a efectivo en menos de 24 horas, en su gran mayoría.

Para acceder a un préstamo requieres de un buen puntaje crediticio y cumplir con ciertos requisitos de documentación como tus ingresos. La cantidad de dinero del que puedes disponer, dependerá de los criterios anteriores.

Una de las grandes ventajas que tienen los préstamos personales es el pago mensual fijo por un periodo de tiempo preestablecido, es decir, sabes cuánto vas a pagar hasta cuándo.

3. Préstamo con garantía hipotecaria o HELOC

Si eres de los afortunados de tener una casa, es posible que puedas sacarle provecho por medio de un préstamo con garantía hipotecaria o línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC). Ambos son un tipo de préstamos asegurados por medio del valor de tu vivienda.

Un préstamo con garantía hipotecaria es un préstamo por una cantidad fija de dinero que está garantizada por su vivienda, mientras que una HELOC te pone un límite de crédito que puedes utilizar como más te convenga, tal como si fuera una tarjeta de crédito, donde los fondos se renuevan y vuelven a estar disponibles para ti cada vez que los hayas repuesto.

Cualquiera de las dos, no debes perder de vista que estás solicitando dinero prestado con base en el valor líquido de tu vivienda, es decir, que debes pagarlo en el plazo determinado porque corres el riesgo de perderla. Son muy buenas opciones para tener grandes cantidades de dinero, a plazos largos, con plena consciencia de que deberás pagarlos puntualmente.

También te puede interesar:

• ¿Hoy recibiré mi pago? El 17 de marzo es la fecha oficial para los depósitos directos del tercer cheque de estímulo
• Evita que te engañen: cómo serán los cheques en papel del tercer cheque de estímulo
• De qué modo se puede refinanciar la hipoteca para pagar la deuda completamente